Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico internacional de marihuana y hachís y han detenido a cuatro miembros de esta red en Málaga, todos ellos de nacionalidad holandesa, como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, tráfico de drogas, atentado a agente de la autoridad, daños y resistencia/desobediencia.

Noticias relacionadas

En el transcurso del operativo, los investigadores han intervenido 201 kilogramos de marihuana en cogollos, 30 kilogramos de hachís, 5.120 euros, cuatro vehículos, siete teléfonos móviles así como útiles para el pesaje, envasado y distribución de la droga.

La investigación comenzó ante los indicios de la existencia de un grupo delictivo de origen holandés asentado en la localidad malagueña de Fuengirola cuyos integrantes, al parecer, se estarían dedicando al tráfico internacional de estupefacientes.

Con las primeras pesquisas los agentes descubrieron que la red disponía de una vivienda de lujo en la localidad, utilizada a modo de guardería para almacenar las partidas de drogas que iban adquiriendo.

Al frente de la red estarían al menos cuatro personas de origen holandés vinculadas en su país a grupos dedicados al tráfico de drogas y armas. Todos ellos tenían antecedentes en su país de origen por tráfico de drogas, tráfico de armas y asociación ilícita.

Avanzada la investigación, los agentes constataron que podrían estar preparando el transporte de una partida importante de droga, incrementando la vigilancia y control a los investigados, han precisado en un comunicado desde la Policía Nacional.

Tras ser identificados los integrantes de la trama, el pasado día 20 de septiembre se llevó a cabo un dispositivo policial que culminó con la detención por delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal de sus componentes. Además, fueron arrestados por un delito de atentado a agente de la autoridad, daños y resistencia/desobediencia.