Con menos brillo pero con más oficio se ha llevado Unicaja de Málaga el partido contra el UCAM de Murcia (73-69) en el Martín Carpena en el tercer partido de la pretemporada. Es también el tercer triunfo de la nueva era, pleno cajista, pero esta vez viene acompañado con otro regalo debajo del brazo: el X Trofeo Costa del Sol. Otro pasito hacia adelante de los de verde que elevan también la exigencia para el inicio liguero.

Noticias relacionadas

Esta vez el triunfo se consolidó a lomos de un gran Jaime Fernández con 15 puntos. No hubo conexión con Michael Eric, que fue la sensación en los dos primeros partidos y que esta vez estuvo por debajo del nivel que había mostrado. Pero hubo mejores conceptos defensivos y quizás no tanto brillo ofensivo.

El partido creció desde los cimientos, con más físico que acierto. Con más brega y más lucha. Y así también se ganan los partidos. Cuando la muñeca se encoge o cuando no está el día de cara al aro rival hay que bajar al barro, defender cada balón y correr. Y eso supo hacerlo el equipo de Fotis Katsikaris. Bregó cada balón en un partido de pico y pala. Y se llevó la victoria, que ha tenido menos brillo que las dos anteriores pero que también cuenta. Otro estilo pero mismo final.

Rotaciones

Movió el quinteto inicial Fotis Katsikaris para medirse al Murcia. Y fruto de ello fue un inicio más errático, menos eléctrico y con algunos problemas en la construcción. La pareja Jaime-Eric dará muchas alegrías a la afición cajista, pero deber seguir creciendo. Se vio por momentos esa conexión, pero demasiado poco. Cole sigue en su proceso de adaptación. Y Barreiro es uno más, aunque jugando de cuatro.

Los primeros minutos de juego fueron de idas y venidas. Bien Bouteille, errático Cole y desaparecido Eric. El primer asalto acabó 22-17. En el segundo cuarto, Abromaitis tomó responsabilidades. Ha dado un paso al frente el ala-pívot norteamericano ante el Madrid y ante los murcianos. Y en él se apoyó Unicaja para irse al descanso con triunfo momentáneo (38-35) aunque sin capacidad para despegarse.

En la reanudación, más de lo mismo. Imprecisiones, quizás por la acumulación de partidos y por las alturas de la pretemporada, más defensa que ataque y poca fluidez. Jaime tomó las riendas tras el descanso y con siete puntos fue el líder cajista. Nzosa, con buenos minutos, también dejó buenas sensaciones. Y al final del tercer cuarto, aún ventaja mínima (55-51).

El partido no descorchó y se llegó a los últimos minutos apretados. Es también positivo para Unicaja jugar este tipo de encuentros para ir midiendo su capacidad para los minutos calientes. UCAM se puso por delante con el 62-63 a menos de cinco minutos para el final. Pero reaccionó rápido Unicaja. Y apareció Cole, que estuvo errático casi todo el partido salvo en el momento decisivo. Su canasta en suspensión a 28 segundos del final sirvió para encarrilar el triunfo, que se cerró en 73-69. Victoria.

La próxima semana, Unicaja se desplaza a tierras gallegas para afrontar los dos últimos partidos de pretemporada en el VI Torneo EncestaRias ACB en Villagarcía de Arosa. Se medirá al Obradoiro el viernes a las 21.15 horas. Y disputará el domingo la final o el tercer y cuarto puesto contra el Leche Río Breogán o el Juventut de Badalona.