Es el triunfo de Escassi. También de Kevin. O de Antoñín, Luis, Juande, Brandon y Paulino. De todos ellos y muchos más, de todos los que sí han querido estar en este nuevo Málaga que rezuma ilusión y descaro a partes iguales. Y es la primera victoria de muchas, porque este equipo apunta maneras y presenta credenciales a falta de un goleador, de un jugador que convierta en puntos todo el trabajo y las ocasiones que estos chicos generan.

Noticias relacionadas

Tras unos días convulsos para el malaguismo tras el no de Ontiveros, los de José Alberto López hicieron de bálsamo para la afición y demostraron que ellos son los que están y serán los que van a estar. Puede parecer una perogrullada, pero la realidad es que en esta plantilla no hay nadie descarriado y todos muestran un compromiso con el club y con el proyecto digno de mención. Esa es la clave, ese es el motor que de momento mueve al malaguismo.

Con ese afán de demostrar el amor por los colores blanquiazules salió el Málaga y se comió poco a poco al Alcorcón. Lo hizo con tesón y trabajo, por encima de la calidad. Eso ya vendrá, porque estos jugadores la tienen. Pero el esfuerzo es innegociable en este equipo, lo que es una buena base de salida. Una buena denominación de origen.

Así, el Málaga consiguió sus primeros tres puntos con más solvencia de lo que dictó el marcador. Fue de menos a más y acabó con caudal ofensivo propio de un equipo sobrado con 18 disparos al marco rival. Las tuvo de todos los colores, sobre todo en la segunda mitad. Goles anulados como el de Peybernes, disparos al palo como el de Kevin o paradones a tiros de Luis Muñoz a bocajarro. Mereció más premio el Málaga, pero al menos consiguió ganar y no pasar apuros al final.

Eso ya es una evolución con respecto al primer día con el Mirandés, donde hubo más fuegos de artificio que este viernes pero también menos tino y más miedo. También fue más equipo que en Ibiza. Lo que también hace pensar que el trabajo es bueno y se asimila con facilidad. Ha sido un paso hacia el frente natural. Con los pilares que ya se sabían pero ahora con el poso de los tres puntos. Y todo hace indicar que si a este equipo se le da alas, será difícil cortárselas.

Motivados

Apostó José Alberto por un once continuista al de Ibiza, con Brandon y Antoñín de atacantes y con el descaro de Kevin y Paulino en las bandas. Pero cambió los laterales con Cufré y el debutante Víctor Gómez en uno y otro lado. La apuesta dio sus frutos porque el Málaga salió intenso y con sangre en los ojos en busca de una víctima propicia.

El Alcorcón, en cualquier caso, salió respondón. Al tiro cruzado de Paulino (6’) contestó Juan Hernández en tiro seco (8’). Buen disparo de Brandon, cabezazo de Paulino y paradón de Dani Barrio a zapatazo de Moyano. Tú me das, yo te doy, era la tónica. Hasta que Escassi puso el temple y asumió galones. Un disparo lejano suyo que tocó en un rival se coló en la portería de Dani Jiménez. Era el primer gol del curso en La Rosaleda. La primera alegría. El primer festejo después de año y medio. Todo volvía a ser como antes, aunque aún faltan muchos por regresar.

Al descanso el Málaga ganaba y con merecimiento, pero había que ratificar el triunfo. Y si el Málaga tenía que seguir un guión para llevarse los puntos, lo siguió a pies juntillas. Salvo una acción aislada de Xisco por un despiste de Escassi (54’), el resto tuvo color blanquiazul. Kevin volvió a mostrar su duende con un tiro al palo y rozando el gol (55’), anularon un gol a Peybernes por fuera de juego (59’), y Brandon dejó derroche y verticalidad en su juego.

Entró Roberto y dio frescura al ataque. Pero el canterano pecó de individualista. Eso es bueno, tiene que tener hambre, pero también debe madurar ese juego. Asistió un pase de la muerte a Luis Muñoz (71’), pero perdonó en una carrera larga para sentenciar (78’). El partido se cerró sin gran sufrimiento malaguista pero con la expulsión, rigurosa, por doble amarilla a Escassi. Un triunfo del compromiso malaguista. Un triunfo que pone la primera piedra de lo que está por llegar.

FICHA TÉCNICA

MÁLAGA CF: Dani Barrio; Víctor Gómez, Juande, Peybernes, Cufré; Escassi, Luis Muñoz, Kevin (Genaro, 80’), Paulino, Brandon (Jairo, 93’) y Antoñín (Roberto, 68’).

AD ALCORCÓN: Dani Jiménez; Laure, Carlos Hernández, David Fernández, Bellvís; Arribas (Córdoba, 59’), Aguilera (Fidel, 76’), Antonio Moyano, Juan Hernández (Ernesto, 59’); Marc Gual (Asencio, 76’), Xisco (Al Badaoui, 76’).

GOLES: 1-0 (35’): Escassi.

ÁRBITRO: Aitor Gorostegui Fernández-Ortega (C. Vasco). Mostró cartulina amarilla a Aguilera (25’), David Fernández (31’), al entrenador Anquela (40’), Bellvís (45’), Escassi (77’), Al Badaoui (84’), Jairo (95’). Expulsó por segunda amarilla a Escassi (96’).

INCIDENCIAS: Estadio de La Rosaleda, ante 6.884 espectadores.