Ibiza es la isla por excelencia de la fiesta en España. Sus desmadres, su ostentosidad y su belleza cautivan y escandalizan a partes iguales. Y hasta allí se ha desplazado este nuevo Málaga, que aún está por definirse y que quiere conocer los límites de su nuevo traje en el duelo que le mide al recién ascendido ibicenco este domingo a partir de las 17.00 horas en el Can Misses.

Noticias relacionadas

El descaro de Kevin, el hambre de Antoñín, la sobriedad de Escassi o ímpetu de Brandon. El Málaga tiene muchos personajes a los que agarrarse para hacerse camaleónico. Pero la intención es volver a ver en acción al conjunto blanquiazul que irrumpió con fuerza en el inicio del campeonato, con 60 ó 70 minutos primorosos.

No será sencillo porque la cita tiene su miga. Primero porque el horario parece anunciado por un islandés que no sabe ni dónde está Ibiza, aunque el estadio aún tiene deficiencias y de ahí el inesperado horario para el verano. Las quejas no han tardado en llegar por parte del técnico malaguista: “Tiene poco sentido jugar a las 17.00 horas en Ibiza en pleno agosto”. Todo ello con temperaturas que rondarán los 31 grados a la hora del comienzo del partido, pero con una humedad que dejará una sensación térmica de 36.

En cualquier caso, el Málaga deberá jugar contra el calor y contra el ímpetu de un equipo recién ascendido, que aún arrastra la ola ganadora que le llevó a la categoría de plata. El bloque que dirige Juan Carlos Carcedo mantiene mimbres del pasado curso, es rocoso y está trabajado. Ya demostró en La Romareda ante el Zaragoza personalidad para empatar y amenaza con ponerle las cosas muy difíciles al conjunto blanquiazul en esta segunda jornada.

Uno de los rostros conocidos para el malaguismo será el de Cifu. El lateral ha encontrado acomodo en tierras ibicencas y tendrá protagonismo ante el conjunto malaguista. Además, han fichado recientemente al atacante Guerrero y al centrocampista Diop, aunque este último parece que no será de la partida al no estar aún inscrito.

Cartas escondidas

José Alberto ha decidido que jugará al despiste toda la temporada. En este primer desplazamiento del curso, el técnico gijonés ni ha ofrecido la lista de convocados ni tampoco ha hablado de los tocados. Es una incógnita el once que pueda poner en liza el Málaga, aunque sí se espera que mantenga la base de la jornada pasada, si es que no lo repite.

Es decir, que Kevin es previsible que continúe en la banda izquierda y que mantenga ese descaro y atrevimiento que cautivó en su estreno ante el Mirandés. También nombres propios como Escassi, Luis Muñoz, Juande, Javi Jiménez o Brandon. Y queda ver si Antoñín, que ha aterrizado como un tiro, entra en el once para dotar al equipo de más presencia ofensiva. O si decide darle más empaque defensivo al equipo con la entrada de Genaro en el centro del campo.

No será de la partida Loren, Hicham, Ale Benítez, Jozabed y Benkhemassa. Tampoco Ismael Gutiérrez por una sanción arrastrada del curso pasado. Por lo que el once no variará mucho al de la jornada pasada.

POSIBLE ONCE DEL MÁLAGA CF: Dani Barrio; Ismael Casas, Juande, Paybernes, Javi Jiménez; Paulino, Escassi, Luis Muñoz, Kevin; Antoñín y Brandon.