Soledad López (Málaga, 4 de abril de 1992) es palabra de capitana. La malagueña, que está donde quiere estar, concede esta entrevista a El ESPAÑOL de Málaga días antes de que arranque la competición. Puede parecer un curso más, pero para el Costa del Sol Málaga de balonmano la mochila de exigencia ya viene cargada por los éxitos cosechados la temporada pasada. El reto es mantener el nivel.

Noticias relacionadas

Sin embargo, para Sole sigue siendo un año de crecimiento. La mejor extremo izquierdo de la Liga Iberdrola de las cuatro últimas temporadas ha tenido un verano movido. Casi sin tiempo se tuvo que marchar a preparar los Juegos Olímpicos, donde las cosas no salieron como esperaban, pero no deja de ser una experiencia inolvidable. Regresó, cargó las pilas, y en una semana ya estaba vestida de corto para volver a dar su máximo nivel. Es el ejemplo, la primera de las Panteras. Y como tal, ejerce de líder dentro y fuera de las pistas.

Comienza ya lo bueno. ¿Preparadas?

Pues sí, la verdad es que sí. El domingo concluimos la pretemporada. Hay ganas de empezar porque llevamos muchos días trabajando y ahora tenemos ganas de jugar la competición, la Liga Iberdrola y coger ritmo.

¿Cómo llega el equipo al inicio de la competición, cómo ha ido la pretemporada?

Voy a ser sincera, la verdad es que el equipo hasta la semana pasada muy bien, incluso de manera individual todas muy bien, respetando el planning de trabajo de verano. Pero creo que hemos tenido la peor pretemporada de cara a las lesiones, con las lesiones de María Pérez y de Rocío Rojas, que la verdad es que ha sido un palo para todas. Ha sido de los peores momentos de pretemporada que yo recuerdo. A parte de eso, el equipo está bien, adaptándose a esas dos bajas importantes en el equipo. Esperando la incorporación de una nueva compañera. Así que en líneas generales, quitando las lesiones de Rocío y María, bien porque el equipo trabaja y llega en buenas condiciones al inicio.

Tienen un inicio apretado de competición… (arrancan el sábado en Ciudad Jardín contra el Lanzarote a las 20.00 horas)

Sí, el inicio lo cierto es que es bastante exigente con partidos muy duros. Pero también hemos hecho una pretemporada acorde a ello con mucha conciencia y con partidos importantes. Pero este equipo está preparado.

En el plano personal llega como un tiro, ¿no? El domingo anotó 11 goles en la Copa Andalucía y se ve que llega fina.

Sí, me encuentro bien físicamente que era lo más importante, aunque mentalmente también. Me encuentro bien, estoy contenta, con muchas ganas y con mucha ilusión de afrontar otro año en mi casa. La verdad es que tengo muchísimas ganas.

¿Cómo ha sido su verano? ¿Le ha dado tiempo a descansar después de los Juegos Olímpicos, porque ha sido prácticamente un no parar?

El otro días precisamente lo hablaba con unas amigas, que tenía la sensación de que recuerdo el último partido de la temporada pasada contra el Elche muy fresco y que este fin de semana ya volvemos a empezar, y casi no he visto el cambio. Pero sí es verdad que después de los Juegos Olímpicos el club nos dio de descanso seis o siete días y ahí lo aproveché al máximo para descansar y desconectar el cuerpo y la mente. Me sirvió para volver a incorporarme con ganas al equipo.

¿En serio? ¿Ha tenido tiempo de ir a tomarse unos espetos, un mojito o ir a la playa?

(Risas) Sí, sí. Lo aproveché muchísimo. Estuve desconectando con la familia, con mi pareja, intentando aprovechar todo el tiempo que he estado fuera. Ha sido poco tiempo pero lo he disfrutado.

Cuéntenos que se siente al disputar unos Juegos Olímpicos. ¿Lo ha asimilado ya?

A veces lo pienso y me da pena porque ha pasado todo muy rápido. Ha sido tan larga la espera y tan duro todo lo que hemos tenido que pasar que al final creo que en la Villa estuvimos unos 18 días más o menos. Y no sé cómo se me pasaron esos días. Fue súper rápido. Pero es sin duda una cita inolvidable, lo mejor que he vivido en mi carrera deportiva. Para mí vivir con tantos deportistas, vivir ese ambiente ha sido algo mágico y que sin duda jamás voy a olvidar.

Y en unos meses el Mundial, que se disputa en España. ¿Querrá estar ahí de nuevo, no?

Sí, sea Mundial o Europeo siempre gusta estar. Sí que es verdad que esa cita al ser en España es especial, pero una siempre quiere estar dentro de la selección. Ojalá que pueda estar y que pueda llegar. Y que pueda vivir esa experiencia de jugar el Mundial en casa, que seguro que va a ser algo muy bonito.

Volviendo al día a día, han mantenido el bloque del curso pasado. ¿La exigencia es repetir ese triplete?

Creo que la exigencia, dentro de cada entrenamiento y cada partido, tiene que ser siempre la misma hayamos ganado títulos o no. Pero es verdad que es complicado repetir lo del año pasado. Pero este equipo ha demostrado que es un gran bloque, que es un gran club y que iremos a por todas. A luchar cada sábado en la Liga, a competir, a que no se nos vaya porque sí que es verdad que el último mes tuvimos un gran bajón y eso no debería volver pasar. Va a ser especial que volvamos a estar en una Copa de la Reina y volver a lucharla hasta el final y que volvamos a competición europea. Como siempre lo daremos todo e iremos a por todas. Ojalá que con que se repita la mitad de lo del año pasado estaremos satisfechas.

Este equipo ya ha conseguido la Copa y un título continental. ¿Es hora de luchar por la Liga Iberdrola?

Ojalá que sí. Para mí sería muy especial ganar una Liga con el club, pero vamos a ir poquito a poco. Lo lucharemos cada sábado. Ojalá que sí, pero poco a poco.

Usted fue la primera renovación de la plantilla este curso. ¿Por qué continuar en Málaga, que seguro que tuvo ofertas para salir?

Porque para mi Málaga lo tiene todo, en todos los aspectos. En club, en estructura, en crecimiento, en continuidad, estoy en casa, es un club que siempre tiene ambición, con proyectos muy buenos. No podría estar en un sitio mejor que en el Costa del Sol Málaga. Como he dicho, se está haciendo un grandísimo de trabajo y cada año me ilusiona y me llena de ganas. Es el mejor sitio donde puedo estar.