Las cofradías malagueñas comienzan a retomar su actividad. Tras el anuncio por parte de la Agrupación de Cofradías del recorrido de la magna del próximo 30 de octubre, siguen llegando novedades sobre salidas procesionales. Esta vez es el turno de las Reales Cofradías Fusionadas.

Noticias relacionadas

Según han informado en su cuenta de Instagram, en la que han publicado el escrito de respuesta del delegado de hermandades de la Diócesis, han sido aceptadas por parte del Obispado las dos salidas que solicitaron.

La primera de ellas la que tendrá lugar el próximo 3 de octubre. Al ser una salida recogida en las reglas de la hermandad, no necesitaba un mes de antelación. Por ello, el primer domingo de octubre a las 7 de la mañana María Santísima de Lágrimas y Favores saldrá en rosario de la aurora. Esta es una salida con un pequeño trono y sin acompañamiento musical.

La novedad viene en la aprobación de la salida extraordinaria de Nuestro Padre Jesús de Azotes y Columna el sábado 20 de noviembre. En este caso, se trata de una procesión en la que el Cristo saldría con su trono del Miércoles Santo, así como el misterio que le acompaña y el acompañamiento musical.

La de Azotes es una salida que se esperaba haber realizado el pasado año, que era cuando se cumplían los 225 años de la bendición de la imagen del Señor. Ante la imposibilidad de realizarla por la pandemia, decidieron retrasar un año la celebración.

Ahora, la Diócesis tiene por delante unos meses de gran actividad, puesto que fueron varias las hermandades que previeron salidas en 2020. La Archicofradía del Huerto esperaba haber realizado la salida de la Virgen de la Oliva por el 25 aniversario de su bendición; Los Gitanos también solicitaron salir con la Virgen de la O para celebrar los 50 años de la llegada de la imagen a Málaga.