El Obispado de Málaga ha realizado una serie de recomendaciones, siguiendo las de las autoridades sanitarias, una vez que se ha acordado retomar progresivamente los actos de culto externo, es decir, las procesiones en la calle, gracias a la mejora en la situación de pandemia de COVID-19, entre las que destaca que los tronos lleven el mínimo necesario de portadores y que estos tengan la pauta completa de vacunación o certificado de haberse recuperado de la enfermedad.

Noticias relacionadas

Así, desde la Diócesis han señalado en un comunicado que las personas que participen en la procesión lleven mascarillas; que el número de personas que porten las imágenes sea el mínimo necesario, sin menoscabo de la seguridad, debiendo procurarse la mayor distancia posible y segura entre ellos así como que dispongan de la pauta de vacunación completa o certificado de recuperación de la enfermedad.

También que se procuren itinerarios que no sean largos y que atraviesen vías o calles lo suficientemente anchas para evitar las aglomeraciones del público, evitándose las calles estrechas y que se realicen en días y horarios que minimicen la gran afluencia de público.

En el caso de acompañarse de bandas de música, se pide que estas cumplan lo estipulado en la normativa vigente y se tomarán las medidas de vigilancia oportunas para evitar aglomeraciones del público.

La Diócesis ha informado también de la modificación que la Junta de Andalucía ha realizado de los aforos para los lugares de culto y la asistencia a velatorios y entierros después de que la provincia en su conjunto esté en nivel 1 de alerta sanitaria por COVID-19.

De esta manera, las reuniones y celebraciones religiosas podrán realizarse con un aforo del 100 por cien, tanto en espacios al aire libre como en espacios interiores, manteniendo la mayor distancia interpersonal posible y aplicando las condiciones higiénico sanitarias recomendadas.

En aquellas zonas que retrocedieran al nivel de alerta 2 --actualmente no hay ninguna-- no se podrá superar el 60 por ciento de su aforo que permita mantener la distancia interpersonal. En el nivel de alerta 3 no se podrá superar el 50 por ciento de aforo, manteniéndose en todo momento la distancia interpersonal; mientras que en el nivel 4 no se podrá superar el 30 por ciento de su aforo.

Igualmente, se exhorta a continuar con los protocolos de desinfección, limpieza, etcétera.