Málaga

¿Te gustaría saber más sobre las obras de Factoría Echegaray de la próxima temporada charlando con sus artífices? El público podrá hacerlo gracias a la recién creada Escuela de Espectadores. El objetivo del taller es atraer y fidelizar al público, y que está abierta a cualquier persona mayor de edad. Este viernes se abre el plazo de inscripción a este proyecto de Málaga.

Noticias relacionadas

A lo largo del próximo curso se celebrará un total de 16 sesiones que incluyen la asistencia a las funciones, encuentros con los elencos, autores y equipos de dirección de las obras y charlas con los equipos técnicos y de producción del incubadero escénico municipal. 

Las personas interesadas en inscribirse en la Escuela de Espectadores deberán enviar su solicitud por correo electrónico a promocion@malagaprocultura.com desde este viernes y hasta el 2 de septiembre. Las 30 plazas disponibles se cubrirán por orden de inscripción. El taller está destinado a cualquier persona adulta interesada en las artes escénicas.

No es necesaria una formación especial ni una edad determinada, aunque con el objetivo de que la actividad sea intergeneracional, se dividirá en dos partes el número total de inscripciones: 15 plazas para los espectadores de entre 18 y 45 años y 15 para mayores de 45 años.

A todos los inscritos se les enviará el texto de la primera obra que producirá en su sexta temporada Factoría Echegaray, Los Ignífugos, de Ruth Rubio, que se estrenará en el Teatro Echegaray el próximo 14 de septiembre.

Las dieciséis sesiones de la Escuela en la Temporada 2021-22 permitirán conocer en profundidad los textos, propuestas dramatúrgicas y coreográficas de las seis obras que la productora estrenará entre septiembre de 2021 y junio de 2022, así como asistir a las representaciones e intercambiar a continuación experiencias e inquietudes con los artistas y técnicos de cada montaje.

Francisco J. Corpas, creador de la primera Escuela de Espectadores en 2007 y que viene desarrollando con éxito este proyecto en distintos teatros públicos de la Junta de Andalucía, será el responsable del taller.

El espíritu de la Escuela

La Escuela de Espectadores de Factoría Echegaray persigue fidelizar al espectador: crear un público fiel y estable, que disfrute de la actividad escénica. Un público especializado y entendido en la materia, que disfrute de las artes escénicas y pueda analizar con juicio crítico cada espectáculo al que acude. 

Para Eugene Carr y Michelle Paul las entidades culturales deben romper la quinta pared, es decir, mantener un contacto regular y de manera creativa con el público fuera de la sala, bien presencialmente o en red, recordándole en todo momento lo que la institución puede ofrecerle con propuestas motivadoras y estables. 

La productora radicada en el Teatro Echegaray es el mejor ejemplo de la intención de Málaga Procultura de asumir el hecho escénico como algo creativo, vivo, pegado a sus protagonistas y en constante diálogo con el público al que va dirigido.

Con Factoría Echegaray se cumplen diversos objetivos: crear y consolidar un centro de producción de espectáculos propios, con especial atención a los proyectos innovadores y experimentales, promocionar y apoyar la cantera escénica local mejorando así las condiciones de trabajo de los profesionales de Málaga o vinculados a la ciudad, asegurar la continuidad y la estabilidad en la cartelera, ayudar a crear públicos y desarrollar el potencial creativo e innovador de artistas, autores y programadores.