Málaga

Los andaluces también lloran. Y sufren los reveses de la vida misma. Tanto como para que el tópico de que todos los que viven en la región son felices por naturaleza se cae como un castillo de naipes cuando se profundiza en los estudios oficiales. 

Noticias relacionadas

El último trabajo, que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE), con datos del año 2018, concluye que Andalucía se encuentra entre las comunidades autónomas menos satisfechas con su vida actual. 

¿Pero cómo se llega a esta conclusión? La encuesta que sirve de base mide aspectos de la calidad de vida que van más allá de la dimensión material o de los ingresos percibidos. Atiende en concreto a las opiniones que personas de 16 o más años tienen sobre su situación económica, la vivienda, el tiempo disponible, la confianza en los demás, las relaciones personales, la seguridad o la satisfacción con el trabajo actual.

Para medir la satisfacción global con la vida se utiliza la pregunta: "¿Cuál es su grado de satisfacción global con su vida en la actualidad?" Y se da la posibilidad de utilizar una escala de 0 a 10, en la que 0 significa nada satisfecho y 10 plenamente satisfecho. En el caso de la región andaluza, la nota media es de 6,9, por debajo de la media nacional, de 7,3.

Hay 16 regiones en las que sus vecinos mejoran esta nota. Sólo los gallegos, con un 6,8, están peor que los andaluces, mientras que los ciudadanos de Murcia ponen la misma nota que los andaluces. Los habitantes que más satisfacción muestran son los vecinos de las islas Baleares y Melilla, con un 8,2. 

Atendiendo a las franjas de valoración incluidas en el estudio, el mayor porcentaje de personas que calibran de la peor manera su satisfacción global, de 0 a 4, son los andaluces. En concreto, un 9,4% de todos los preguntados de esta región asignan estos valores; la mayor parte, un 44,4% sitúa su nota entre 7 y 8, mientras sólo un 18,5% se muestra particularmente satisfecho.

La publicación del INE también recoge detalles sobre la satisfacción con el tiempo disponible para hacer lo que a uno le gusta. En este apartado, los andaluces se encuentran en la media nacional, con una valoración de 6,8. Los porcentajes más altos de personas que están muy satisfechas (9 y 10 puntos) son de Melilla (38,4%) y Cantabria (36,0%), mientras que los porcentajes menos elevados son de Murcia (14,0%) y Castilla-La Mancha (20,8%).

También se pregunta a los encuestados por la asistencia a eventos culturales y deportivos en los últimos doce meses (datos de 2015) como una variable más a medir. En este apartado, hay un 37,5% de la población que confirma haber ido al cine, muy por debajo de la media nacional, que es del 45,9%. Por el contrario, un 21% asegura no haberlo hecho porque no se lo puede permitir y otro 41,5% por otras razones.

Los andaluces que sí visitaron lugares históricos, caso de monumentos, fue del 23,3%, casi diez puntos menos que la media nacional. Las comunidades que ofrecen porcentajes más altos de personas que no fueron a espectáculos en directo tales como obras de teatro, conciertos, porque no podían permitírselo fueron: Canarias (25,3%), Andalucía (24,0%), Cataluña (19,8%), Comunidad de Madrid (19,8%), Región de Murcia (19,4%).