Nunca llueve a gusto de todos, y buen ejemplo de ello son los Prespuestos Generales del Estado. Los presente el partido que los presente, siempre hay euforia y críticas. Y es que el 57% del dinero previsto para la provincia de Málaga se los lleva lo que los socialistas han dado en incluir dentro del Corredor Mediterráneo: la línea de tren entre Algeciras y Bobadilla.

Noticias relacionadas

Esa es la primera crítica del PP de Málaga al triunfalismo del PSOE: "La principal partida inversora va destinada a un proyecto interprovincial. Ya son varios los ejercicios en los que el Gobierno maquilla las cuentas con proyectos de este tipo". Mientras, los socialistas reclaman que “Cuando gobierna el PSOE, Málaga avanza y a nuestra provincia le va bien”. Así, el secretario general de los socialistas malagueños, José Luis Ruiz Espejo, ha recordado que los 400 millones de euros que contemplan las cuentas públicas para la provincia “prácticamente triplican los últimos presupuestos del PP en el Gobierno”, los del año 2018.

"La renovación de esta línea es una actuación estratégica para la provincia de Málaga y Andalucía, clave para desarrollar el transporte de mercancías por ferrocarril y clave para mejorar las conexiones ferroviarias con Ronda y con la comarca de Antequera", dicen los socialistas. Mientras, desde el PP hablan de "los presupuestos del abandono".

Los populares hablan de que este tipo de partidas, a dividir entre más de una provincia, es algo que los gobiernos del PSOE han utilizado antes: "Ha ocurrido anteriormente con el AVE a Granada, que en los últimos dos años acaparaba las principales partidas" y se preguntan: "¿De qué sirve si cuando se pone en marcha lo hace con un tren por sentido en vez de los seis prometidos?".

Así, la crítica de los populares va en el sentido del "desprecio" al tren litoral y añaden que: "No incluyen ningún proyecto nuevo; no se atienen cuestiones básicas como el mantenimiento de las playas o de las carreteras".

Los socialistas se defienden con la inversión en el ferrocarril "una de las mayores inversiones del país", algo que "convierte a la provincia de Málaga en una de las mayores receptoras de inversión pública".