Málaga

La batalla contra el fuego que desde la noche del pasado miércoles mantienen varios cientos de operarios mantiene su plenitud. El embate de los equipos de tierra y aire busca aprovechar una cierta mejoría en las condiciones meteorológicas para doblegar el hambre del incendio de Sierra Bermeja. Y a ello justamente está dedicado, nuevamente, el más de medio millar de efectivos (503) y 41 aeronaves desplegados en el territorio.

Noticias relacionadas

Los datos, según reconocen desde la Administración regional, dan forma a un operativo "sin precedentes" en este tipo de situaciones. No sólo por la cifra de efectivos a pie de campo, sino sobre todo por la presión que se ejerce desde el aire.

La última actualización aportada cifra en 350 el personal del Plan INFOCA, incluyendo operarios terrestres, 20 vehículos contraincendios, tres Bulldozzers, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), la Unidad de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (UNASIF), diez técnicos de operaciones, tres técnicos de extinción y 41 medios aéreos (FOCAS, helicópteros pesados, ALFAS, helicópteros medios y ligeros y un avión de coordinación). 

Por su parte, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico aporta dos BRIF compuestas por 43 profesionales de extinción y 16 medios aéreos. También hay cuatro aviones zapatones de Castilla La Mancha. A todos ellos hay que sumar 15 especialistas de Emergencias 112 Andalucía (112, Grupo de Emergencias de Andalucía – GREA- y Protección Civil). 

La Dirección General de Emergencias y Protección Civil mantiene operativo el grupo de seguimiento de Incendios Forestales con personal de Comunicación, Operaciones, Gestión y Explotación de Datos y asesoría técnica de Gestión de Emergencias.  También trabajan agentes de Guardia Civil, el Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, la Unidad de Policía Nacional adscrita a la Comunidad… 

El director de Extinción del Plan INFOCA, Juan Sánchez, ha destacado en su intervención este sábado que las condiciones climáticas de esta noche han sido más favorables y han permitido trabajar mejor en el flanco derecho.

Esto ha abierto la posibilidad de determinar zonas de oportunidad en las que se ha actuado para contener el incendio. El Consorcio Provincial de Bomberos está actuando apoyando a INFOCA en la zona de Peñas Blancas, Genalguacil y en algunos diseminados de Estepona.

Sánchez ha aclarado que ahora mismo no está afectado el pinsapar, punto donde hay dispuesto un operativo que desarrolla acciones concretas para proteger al máximo este espacio. De acuerdo con los datos actuales, se estima que la superficie quemada es de 5.000 hectáreas, quedando fijado el perímetro en 41 kilómetros. 

Respecto al pirocúmulo que obligó ayer a retirar al personal de tierra y a confinar temporalmente a la población de Genalguacil y Jubrique, el mando ha confirmado que quedó disipado.

A la espera de la evolución del incendio, se mantiene en vigor el desalojo de las viviendas próximas al incendio. En total son 1.054 las personas evacuadas, sumando las 40 personas desalojadas la pasada madrugada en la zona de Quiñones, en Estepona (Málaga). 

A estas hay que añadir las 750 personas de las urbanizaciones de Forest Hill y Abejeras, entorno de viviendas diseminadas de Peñas Blancas en la carretera MA-8301 (37), Charca de la Extranjera (12), Huerta Padrón (60), río Castor (5), Charca de las Nutrias (5), y río Velerín (65) en Estepona, así como la urbanización Montemayor en Benahavís (80). Por el momento no es necesario ordenar el desalojo de más personas. 

En cuanto a las personas atendidas en Pabellón del Carmen de Estepona, indican que han sido quince las personas que han pernoctado en estas instalaciones. También permanecen cortadas la carretera MA-8302, en el kilómetro 15, y la MA-8301, desde el kilómetro 1 y en el punto kilométrico 25.