La provincia de Málaga ha registrado una oleada de robos durante la última semana. La Guardia Civil, dentro de las actuaciones del Plan Contra el Robo en Viviendas y en el marco de la denominada operación 'Balquez', han procedido a la detención de dos individuos, vecinos del municipio malagueño de Ardales, por delitos de robo con fuerza ocurridos en la misma localidad.

Noticias relacionadas

La investigación se inició al tener conocimiento los agentes que se habían cometido siete robos en viviendas del casco urbano del citado municipio, sustrayendo principalmente dinero y joyas. Concretamente, se denunció el robo de más de 10.000 euros en joyas y 7.000 euros en metálico, además de los daños producidos por los asaltantes para acceder a las viviendas.

Tras las gestiones practicadas fueron localizadas dos personas, vecinos del municipio de Ardales, que fueron detenidos como presuntos autores de los siete robos cometidos.

Los detenidos, para evitar ser detectados, vendieron las joyas sustraídas en establecimientos de venta de oro de otros municipios limítrofes y de Málaga capital, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

En el registro practicado fueron intervenidos numerosos utensilios de los comúnmente utilizados para asaltar viviendas, siendo recuperadas parte de las joyas sustraídas en diversas joyerías las cuales fueron devueltas a sus legítimos propietarios.

Robos con violencia en Cártama

Otro caso, sin relación al anterior, es el que se enmarca dentro de la operación 'Giocatore' en la que agentes, también de la Guardia Civil, han procedido a la detención de dos individuos por delitos de robo con violencia e intimidación ocurridos en el municipio malagueño de Cártama. La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de ambos.

La investigación se inició tras tener conocimiento los agentes de que se habían cometido en una semana varios robos con violencia e intimidación en la localidad.

En primer asalto el autor utilizó un cuchillo para intimidar a la víctima, que se encontraba en su vehículo, consiguiendo sustraerle el bolso. En el segundo de los robos perpetrados el autor amenazó e intimidó a la dueña de una tienda de la localidad con un cúter, consiguiendo sustraer el dinero de la caja registradora.

Así, tras las gestiones practicadas fueron localizadas y detenidas dos personas por delitos de robo con violencia e intimidación, siendo puestas a disposición de la autoridad judicial que decretó el ingreso en prisión de ambos individuos.