Cada año por estas fechas muchos se preguntan qué fue el calvo de la Lotería de Navidad, que entre 1998 y 2005 protagonizó el famoso anuncio convirtiéndose en todo un referente que hizo incluso sombra al propio sorteo. Desde entonces su rastro se perdió... hasta ahora, que vuelve a la pequeña pantalla 14 años después.

Clieve Arrindel se convierte de nuevo en icono navideño, pero en esta ocasión de Pescanova. El actor británico es protagonista absoluto de su campaña Elige Bigote convertido en Rodolfo Langostino haciendo un guiño al anuncio de Loterías y Apuestas del Estado, con la misma banda sonora de la película Doctor Zhivago.

Si el pasado año esta compañía le afeitó el bigote al exseleccionador Vicente del Bosque, este año el calvo de la Lotería vuelve con él, sinónimo de identidad de los langostinos de esta marca. La campaña está inspirada en los valores, y en la emotividad que infunde el espíritu navideño pero con el toque un humor y de la que se desprende un mensaje claro: no hay Navidad sin bigote.

Pero llegar hasta aquí no ha sido nada fácil. Tras ser el rostro asociado a la Lotería de Navidad pasó al anonimato más absoluto durante más de una década, tiempo en el que le costó encontrar trabajo. Fue el pasado año cuando, por primera vez, admitió que estaba pasando unos momentos complicados. En declaraciones a El Mundo reconoció que las ofertas de trabajo eran cada vez menos -en España le hemos visto protagonizando la campaña navideña de Acción contra el hambre en 2013 o la serie The Crown de Netflix- y que estaba pasando por una situación familiar complicada. 

Clieve Arrindel, que nació y vivió en Trinidad y Tobago, relataba que sus padres fallecieron casi a la vez, pérdidas a la que se sumó la muerte de dos sobrinos con enfermedades mentales." Las tragedias de mis sobrinos han sido terribles, llevo muy mala racha, con todo ello tampoco me sale trabajo,no estoy en mi mejor momento aunque tengo buena salud y no siento los 68 años que me marca el calendario", dijo. 

Ahora, el calvo de la Lotería vuelve a casa por Navidad.