Si hay algo que ha demostrado la pandemia es que todos queremos una casa mejor. Los meses de confinamiento han hecho mella y los que han podido han optado por una vivienda con terraza, habitaciones más amplias, buenas calidades, más luz natural, zonas comunes, piscina… Y eso en la mayoría de los casos solo lo ofrece la obra nueva.

Noticias relacionadas

Los datos del Instituto Nacional de Estadística sobre compraventa de viviendas en España indicaban mes tras mes durante los meses que llevamos de pandemia (salvo lógicamente los primeros) que la obra nueva aguanta mucho mejor que la segunda mano tanto en operaciones como en evolución de los precios.

Un año después, las grandes promotoras han presentado unos resultados del primer trimestre históricos, con cifras de ventas, ingresos y entregas que no habían visto nunca dado que muchas de ellas no vivieron el boom de los inicios de siglo. De hecho, nacieron como consecuencia del pinchazo de la burbuja con una estrategia mucho más profesionalizada, a largo plazo y lejos de la cultura del pelotazo.

Aedas y Neinor, en cabeza

Aedas Homes y Neinor Homes comparten algo más que apellido. Ambas han iniciado el año con buenos números financieros para alegría de sus accionistas. Quién iba a creer que en España empresas asociadas al ladrillo iban a tener una revalorización en bolsa del 28,57% y del 64,18%, respectivamente, en plena crisis (entre el 31 de marzo de 2020 y el 30 de marzo de 2021).

El 31 de marzo ha finalizado el ejercicio fiscal 2020-2021 de Aedas Homes. La promotora dirigida por David Martínez ha logrado cumplir su objetivo con 1.963 viviendas nuevas entregadas (1.185 solo entre enero y marzo de 2021) y 1.537 ventas netas. Esto le ha llevado a registrar un beneficio neto de 85,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 123% con respecto a los 38,2 millones que tuvo en el anterior ejercicio.

El CEO de la promotora destacó que "a pesar de la pandemia y del contexto general, Aedas Homes ha logrado un resultado excelente debido, en gran parte, a que afrontó esos primeros meses de incertidumbre desde una posición de solidez operativa y financiera: con un extraordinario banco de suelo, una sólida cartera de casi 3.500 ventas por cerca de 1.000 millones de euros, una estructura financiera solvente y una buena disposición de tesorería".

Edificio de la promoción Hevia, ya acabada, de Aedas Homes en Valencia. Aedas Homes

Por su parte, Neinor Homes presentó recientemente los resultados “récord” del primer trimestre de 2021. En grandes cifras, aumento del 160% en el beneficio neto hasta 10,2 millones de euros, ingresos por valor de 103 millones de euros y 710 viviendas con un contrato de preventa en solo los tres primeros meses del año.

El CEO de Neinor Homes, Borja García-Egotxeaga, puso en relieve que "la compañía finaliza el primer trimestre con paso firme y siguiendo la estrategia diseñada para cumplir con nuestros objetivos".

Ambas compañías han aprovechado el buen momento de la obra nueva en España para salir al mercado en busca de financiación. Por seguir con la promotora vasca, Neinor Homes ha lanzando en abril una emisión de deuda de 300 millones de euros con un interés fijo anual del 4,5%, a pagar semestralmente, y con vencimiento en octubre de 2026.

Aedas Homes ha cerrado con éxito la semana pasada la emisión de un bono verde por un importe de 325 millones de euros. La compañía ha completado esta operación con una sobredemanda de más de cinco veces la oferta, a un interés anual del 4% con vencimiento en agosto de 2026.

Además, ambas siguen a la caza de buenos suelos para seguir construyendo en España. Aedas Homes realizó nuevas inversiones en su último ejercicio fiscal por valor de 132 millones de euros en solares finalistas que permitirán desarrollar cerca de 2.000 viviendas.

Imagen de la promoción de Neinor Alquerías Homes. Neinor Homes

Neinor Homes ha realizado inversiones que le han permitido adquirir nuevos terrenos para el desarrollo de casi 2.500 nuevas unidades en el primer trimestre, de las cuales hasta un 89% de las mismas están localizadas en zonas prime de las áreas de Madrid y Barcelona. Estas operaciones, junto la compra de Quabit que aporta más 7.000 unidades, supone una inversión cercana a 600 millones de euros y ha permitido a la compañía sumar cerca de 10.000 nuevas unidades a su cartera de suelo actual.

Vía Célere y Metrovacesa

Un escalón por debajo de Aedas y Neinor, Metrovacesa sigue pasito a pasito hacia los beneficios. En el primer trimestre, ha registrado unos ingresos de 77,9 millones de euros, lo que representa un crecimiento de más de un 131% con respecto al mismo periodo de 2020. Esto le ha permitido reducir sus pérdidas de 6 millones de euros a 2,2 millones de euros.

La compañía dirigida por Jorge Pérez de Leza ha entregado 296 unidades, lo que supone un incremento superior al 103% en comparación con el mismo trimestre de 2020. Considerando el objetivo de entregas fijado para 2021, entre 1.300 y 1.700 viviendas, la promotora ha alcanzado el 23% de la cifra mínima a cierre de marzo, según ha explicado en la presentación de resultados trimestrales.

Residencial Citrea (Málaga) de Metrovacesa. Metrovacesa

A nivel comercial, Metrovacesa ha cerrado los tres primeros meses de 2021 con unas ventas netas de 407 unidades, que suponen una cifra récord en un trimestre (considerando que en este periodo no se cerraron transacciones derivadas del negocio de Build to Rent).

Aunque no cotice en bolsa, Vía Célere es otra de las grandes promotoras inmobiliarias de España. Un dato: ha entregado 2.104 viviendas en los últimos doce meses (entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de marzo de 2021), 493 en el primer trimestre de este año, la mayor cifra lograda por una promotora residencial en España en los últimos doce años.

Por si fuera poco, Vía Célere cuenta con 3.408 viviendas en construcción y una cartera de 4.791 unidades en venta. Además, la compañía dispone de un banco de suelo compuesto por terrenos para más de 21.000 viviendas distribuidos entre las principales provincias españolas, con selectiva presencia en Portugal.

Imagen de la promoción Célere Els Ametllers, en Barcelona. Vía Célere

Los resultados del año pasado para la promotora dirigida por José Ignacio Morales mostraron un beneficio neto de 49,7 millones de euros en 2020, lo que implica un crecimiento del 121% respecto a los 22,4 millones de euros de 2019.

Así pues, con la lección aprendida de la crisis de 2008 y la elevada demanda asociada a la crisis actual asociada a la pandemia, las grandes promotoras españolas se frotan las manos ante un futuro cercano con el viento a favor.