La maquinaria de la Operación Campamento ha vuelto a funcionar y ni el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ni el Ayuntamiento de Madrid van a parar hasta que salga adelante este proyecto urbanístico “lo antes posible”.

Noticias relacionadas

El equipo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha retomado los contactos con el gabinete del ministro José Luis Ábalos para desbloquear un desarrollo que lleva en el cajón de las administraciones quince años y que podría suponer incorporar entre 10.500 y 11.000 viviendas a la capital.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, anunció la semana pasada en el debate del estado de la ciudad un encuentro entre el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes y el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio que lidera José Luis Ábalos, según el Consistorio. De él salió, por primera vez en una década y media, una mesa de trabajo para avanzar en el proyecto.

Agenda y a cerrarlo

Tal y como ha podido saber Invertia, la próxima reunión de la mesa de trabajo se celebrará antes de que finalice septiembre, aunque “aún están cerrando la agenda”. Aquí es donde ambos equipos empezarán a debatir las cargas urbanísticas y demás aspectos técnicos.

De hecho, otras fuentes relacionadas con esta operación han confirmado a este medio que el desbloqueo de la Operación Campamento está “prácticamente hecho a la espera de algunos aspectos formales”.

Por tanto, ambas administraciones han puesto toda la carne en el asador para que la Operación Campamento vea la luz verde tras otros importantes desarrollos urbanísticos en la capital como Madrid Nuevo Norte, Madrid Río o el Sureste. ¿Cuándo? Algunas fuentes consultadas indican “lo antes posible”, otras menos prudentes amplían el plazo antes de que finalice 2020.

Imagen de Madrid Nuevo Norte. DCN

De todas formas, la aprobación del proyecto significaría un desahogo más al escaso y caro parque inmobiliario de obra nueva de la ciudad (con su correspondiente porcentaje de viviendas protegidas incluido).

Hay un compromiso y un interés por parte de las dos administraciones para sacarlo adelante”, explican a Invertia. ¿Por qué no ha salido antes? Por la falta de coordinación entre los distintos entes de la Administración del Estado y las diferentes expectativas de cada uno, admiten esas mismas fuentes.

De 2005 a 2020

Mucho ha llovido desde que los ministros de Defensa, José Bono, y Vivienda, María Antonia Trujillo, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, firmaran un convenio en 2005 para la construcción en dos fases de hasta 22.100 viviendas en esta zona militar en desuso al oeste de la capital bordeada por la carretera de Extremadura A-5, en el distrito de Latina.

Años después entró en acción el empresario chino Wang Jianlin, conocido propietario del grupo Wanda. En teoría, el que fuera accionista del Atlético de Madrid iba a invertir 3.000 millones de euros en el proyecto. Volvió al cajón.

La anterior alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, también intentó recuperar la Operación Campamento. Ella propuso al por entonces Ministerio de Fomento reducir a 11.000 las viviendas de todo el desarrollo. Volvió al cajón. Ahora José Luis Martínez-Almeida, al igual que con Madrid Nuevo Norte, ha cogido el testigo de Carmena y pretende llegar a la meta.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

En la estrategia de movilización de suelo público prevista dentro del Plan 20.000 del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el Gobierno busca en primer lugar aquel ya tiene el propio Ministerio a través de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes).

Otra opción es acudir a otras administraciones públicas, como el Ministerio de Defensa, que gestiona su suelo a través del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied). Recientemente, José Luis Ábalos presentó dentro del Plan 20.000 la construcción de 400 viviendas de alquiler asequible en el solar del antiguo Cuartel de Ingenieros del barrio de La Cruz Cubierta (Valencia).

En el caso de los terrenos anexos a la A-5, Sepes es titular de 243.921,91 metros cuadrados, equivalentes aproximadamente al 12% del aprovechamiento del sector AP 10.23 'Instalaciones Militares de Campamento'. El 88% está en manos del Invied. En marzo de este año, el Gobierno ya explicó que Sepes trabajaba en la elaboración del documento urbanístico que permita la división del ámbito en diferentes unidades de ejecución, “de forma que los terrenos de su propiedad queden incluidos en una unidad de ejecución independiente”.

Después de quince años, todo parece indicar que por fin la Operación Campamento saldrá adelante. Para ver las primeras viviendas habrá que esperar aún bastantes años, pero al menos administraciones de signo político distinto han sido capaces de ponerse a trabajar juntas por el bien de la sociedad.