El próximo martes, el Consejo de Ministros dará luz verde al Real Decreto que permitirá la venta de test de autodiagnóstico de la Covid sin receta en las farmacias. Las boticas ya se preparan para comenzar a dispensar este tipo de pruebas que tendrán un precio de entre 3 y 12 euros.

Noticias relacionadas

En concreto, los ciudadanos podrán adquirir dos tipos de test. Por un lado, los de antígenos, que deben realizarse en los primeros cinco días desde la aparición de los síntomas, cuando la carga viral es más alta.

Por otro, los de anticuerpos, que se emplean para analizar la respuesta inmunólogica del individuo, es decir, para confirmar que se ha padecido la Covid-19 aunque no se haya tenido síntomas.

La empresa española de importación y distribución de material médico-sanitario, Rypo, estima que el precio de estos test de autodiagnóstico se situará entre los 3 y los 7 euros, en función del proveedor y de la cantidad que adquieran las farmacias. “A mayor volumen, el precio baja”, explica Gonzalo Díaz, CEO de Rypo, a Invertia.

Por su parte, Gamma Health, empresa especializada en equipos de protección y salud, también está distribuyendo ya su test rápido de antígenos de autodiagnóstico de la Covid-19. En este caso, la compañía prevé que el precio se sitúe entre los 10 y los 12 euros.

¿Por qué en Alemania son más baratos?

La venta de los test de autodiagnóstico de la Covid en Alemania se aprobó hace ya varios meses. Su precio es inferior al que se maneja en España y las razones para justificar esta situación son varias.

Fuentes del sector consultadas por Invertia indican que puede deberse a que los test de autodiagnóstico que se venderán próximamente en las farmacias se han desarrollado exclusivamente para el uso de la ciudadanía. “En Alemania, se comercializaron los de uso profesional”.

En el caso de los test que se venderán en España, “han tardado más en desarrollarse, tienen que tener tecnologías más simplificadas y han tenido que pasar un proceso de autorización por parte de un organismo notificado (AEMPS)”. Esto supone “un encarecimiento del producto en comparación con los de uso profesional”.

Aquí también entran en juego los márgenes de las farmacias, que pueden ser distintos a los que tienen en las boticas alemanas.

Otra de las razones es que el Gobierno alemán haya financiado parte del coste de estas pruebas o que haya más competencia, por lo que los precios tienden a bajar.

De igual modo, las fuentes consultadas por este periódico prevén que el rango de precios de los test de autodiagnóstico de la Covid baje con el paso del tiempo.