Las aportaciones netas a planes de pensiones -sumando el sistema individual, de empleo y asociado- registraron un incremento superior al 43% durante 2020, con 1.176 millones de euros frente a los 828 millones de 2019, según Inverco. Pero la noticia destacada del ejercicio son las fuertes captaciones de los individuales, las mayores en 11 años.

Noticias relacionadas

En el cuarto trimestre, los planes de pensiones aumentaron su patrimonio en 5.495 millones, debido tanto a las aportaciones netas como a la notable revalorización experimentada por sus carteras, que superaron el ajuste de marzo por efecto de la crisis sanitaria y vuelven a presentar rentabilidades positivas en todos los plazos.

El volumen conjunto en los tres sistemas de pensiones alcanza los 118.526 millones de euros, lo que supone un incremento anual del 1,8%, con 2.100 millones más que en diciembre de 2019.

El número de cuentas se ha situado en 9,54 millones a diciembre de 2020. Según las estimaciones de la patronal, el número de partícipes estimado se sitúa en torno a ocho millones, al existir partícipes con más de un plan.

Impulso de los planes privados

Por otro lado, las aportaciones netas positivas al sistema individual ascendieron a 1.336 millones en el conjunto de 2020, un crecimiento del 15% anual y un volumen que no se registraba desde hacía 11 años, según los datos de la patronal.

Desglosando por categorías, las que tuvieron un mayor crecimiento en aportaciones continuaron siendo aquellas en las que los partícipes advierten mayor potencial de revalorización, como son las de mayor exposición a acciones: la renta variable y mixta.

El patrimonio de los planes de pensiones privados se situó en 82.014 millones de euros, lo que supone un 2,7% más que hace un año. A cierre del 2020, el número de cuentas de partícipes del sistema individual se situó en 7,52 millones, ligeramente por encima que un año antes.

Se reduce el sistema de empleo

Los planes de pensiones del sistema de empleo registraron prestaciones netas de 152 millones en el último año, lo que supone una reducción del 54% respecto a 2019.

El volumen de activos total de planes de pensiones promovidos por los empleadores en España cerró el año en 35.681 millones de euros, prácticamente igual a un año antes. El número de cuentas de partícipes era de 1,96 millones, menos que a cierre de 2019.

Sin embargo, la rentabilidad media de los planes de pensiones de empleo ascendió al 1,53% en 2020, muy por encima de la media de los fondos del sistema individual, que ganaron una media del 0,3% en el último año.