Los precios de las materias primas han protagonizado un notable repunte tras el fuerte y efímero descenso del año pasado. El repunte de los precios ha provocado especulaciones sobre la posibilidad de que las materias primas se estén preparando para un ‘superciclo’.

Noticias relacionadas

Aunque aún es pronto para saberlo con seguridad, no parece que se den las condiciones necesarias. Más bien, parece que los recientes movimientos en los precios de las materias primas son principalmente consecuencia de un desajuste temporal entre la oferta y la demanda para la mayoría de los productos básicos, ya que la recuperación económica mundial está siendo mejor de lo esperado.

Mientras tanto, las restricciones en los suministros, derivadas de la pandemia, siguen actuando como vientos de cola para los precios de las materias primas. Estas fuerzas deberían disminuir a medida que el proceso de recuperación gane más tracción y el gasto se traslada de bienes a servicios en las principales economías.

Precios al alza

En cualquier caso, algunas áreas de materias primas, en particular algunos metales básicos, parecen mejor situadas para beneficiarse de un período más sostenido de fortaleza de sus precios, apoyados por los estímulos fiscales y los esfuerzos para abordar el cambio climático.

Del grupo de fondos que inviertes en recursos naturales, uno de los más rentables en el año es JPM Global Natural Resources, que se revaloriza un 19% en su clase D de acumulación en euros. A un año, obtiene una rentabilidad del 29,1%, con un dato de volatilidad del 20,3%. Invierte su cartera principalmente en compañías de recursos naturales de todo el mundo, mediante un proceso de selección de valores ascendente y de carácter fundamental.

Evolución comparativa de fondos de inversión en materias primas. VDOS

Este proceso de inversión se basa en las opiniones de un equipo mundial de analistas para identificar compañías que presentan atractivas valoraciones, recurriendo a un enfoque de calidad y crecimiento. Privilegia compañías con el perfil de crecimiento más atractivo que tratan de ampliar la producción y reponer con éxito las reservas empobrecidas. Tiene en cuenta factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) sustanciales desde el punto de vista financiero en los análisis y las decisiones de inversión, con el objetivo de potenciar la rentabilidad financiera ajustada por el riesgo a largo plazo, siendo identificado como tal en la base de datos de VDOS.

Sus mayores posiciones corresponden a acciones de Rio Tinto Group (6,1%), Freeport-McMoRan (5,3%), Chevron (5,3%), Royal Dutch Shell (5,2%) y BHP (5,1%). Se requiere una inversión mínima de 5.000 dólares (aproximadamente 4.104 euros) para suscribir la clase D de acumulación en euros de este fondo, que aplica a sus partícipes una comisión fija del 1,5%.

Derivados como cobertura

Denominado en dólares, la clase A de acumulación de Ninety One GSF Global Natural Resources gana un 22,4% por rentabilidad desde el pasado enero y un 41,6% en el último periodo anual, con un dato de volatilidad del 19,7%. Invierte principalmente en acciones de empresas que se espera se beneficien del aumento de los precios de las materias primas y los recursos naturales.

Estas empresas suelen estar involucradas en actividades de minería, extracción, producción, procesamiento o transporte de materias primas. Se pueden utilizar derivados con la finalidad de una gestión eficiente de la cartera, como por ejemplo con el propósito de gestionar el riesgo del fondo o para reducir los costes de su gestión.

Las mayores posiciones en su cartera están representadas por acciones de Rio Tinto Group (5,6%), ArcelorMittal (5,3%), Anglo American (4,9%), Glencore (4,6%) y Total (4,1%). La inversión mínima requerida para suscribir la clase A de acumulación en dólares de este fondo es de 3.000 dólares (aproximadamente 2.462 euros). Grava a sus partícipes con una comisión fija del 1,5% y de depósito del 0,05%.

Rendimientos del 20%

De la gestora del grupo Blackrock, la clase A5G en euros de BGF Natural Resources Growth & Income gana un 21,5% por rentabilidad en el año, y se revaloriza un 34,7% a un año, periodo en que registra un dato de volatilidad del 23,1%.

Invierte a escala mundial al menos el 70% de su patrimonio total en valores de renta variable de empresas cuya actividad económica predominante está en el sector de recursos naturales, como empresas dedicadas a la minería, la energía y la agricultura. Los rendimientos de este fondo se distribuyen sin previa deducción de gastos. Su gestión esta referenciada al índice S&P Global Natural Resources, si bien el gestor no está limitado a los componentes ni a la ponderación del índice a la hora de seleccionar las inversiones.

Entre sus mayores posiciones encontramos nombres como BHP (6,73%), CF Industries Holdings (5,46%), Vale ADR (5,46%), Total (5,32%) y Chevron (5,19%). La aportación mínima requerida para suscribir la clase A5G de este fondo es de 5.000 dólares (aproximadamente 4.104 euros), y aplica una comisión fija del 1,5% y de depósito del 0,45%.

A diferencia de otros periodos similares, el actual repunte de las materias primas está en su relativa infancia y la posibilidad de un superciclo sigue siendo altamente incierta. Sin embargo, lo que está claro es que el aumento generalizado de los precios ha impresionado incluso a los más alcistas desde que los precios tocaron mínimos tras el inicio de la pandemia en abril del año pasado.

***Paula Mercado es directora de Análisis de VDOS.