Las compañías europeas de pequeña capitalización (smallcaps) tuvieron un excelente comportamiento durante abril. Los mercados están trabajando con la expectativa de un posible rebote macroeconómico, tal como lo expresan los índices PMI del sector manufacturero y el aumento en la emisión de acciones.

Noticias relacionadas

Al mismo tiempo, hemos visto una temporada impresionante de cuentas de resultados del primer trimestre y parece cada vez más probable una mayor flexibilización de los confinamientos, consecuencia de la aceleración en el ritmo de vacunación.

Las smallcaps europeas exhiben importantes ventajas respecto a las compañías de mayor capitalización. Su comportamiento por rentabilidad es superior la mayor parte del tiempo, cuentan con balances sólidos y suelen ser objeto de posibles fusiones y adquisiciones con mayor frecuencia. Constituyen un universo de mayor tamaño y reciben una menor cobertura por parte de los analistas, lo que las hace más atractivas por valoración.

Rentabilidad del 20%

Pueden encontrarse nuevas oportunidades continuamente, gracias al flujo de salidas a bolsa de estas compañías y se posicionan en nichos de mercado atractivos, que no pueden encontrarse en las de gran capitalización como automatización de centros logísticos, acuicultura y comercio electrónico. Adicionalmente, muchas de estas empresas están orientadas a la sostenibilidad.

Encuadrado en la categoría VDOS de renta variable internacional small/midcap, el fondo más rentable en el año es Janus Henderson Fund Pan European Smaller Companies con una revalorización de 19,6% en su clase A2 en euros.

Invierte en empresas de menor capitalización domiciliadas en Europa (Reino Unido incluido) o empresas de menor capitalización que no tengan su domicilio social en Europa pero que desarrollen una parte predominante de su actividad empresarial en Europa. Toma como referencia de gestión el índice Euromoney Europe Smaller Companies.

A diferencia de la mayoría de los fondos similares, que son puramente growth, el equipo gestor toma un enfoque flexible en cuanto estilos (value vs growth) lo que les permite adaptarse a las condiciones de mercado rápidamente. Actualmente, dado el contexto de mercado, el equipo ve más potencial en posiciones más value.

Estilo de inversión

Muy enfocados en valoraciones, no compran growth a cualquier precio, sino que están dispuestos a buscar oportunidades en las áreas más olvidadas del mercado. Toman exposición a lo largo de todo el ciclo de vida de las empresas. Un 5% en el ciclo inicial, en el que generalmente son empresas más pequeñas y volátiles. Un 47% en empresas de crecimiento de calidad, o quality growth, muy conscientes de las valoraciones para no pagar un precio excesivo. Un 25% en empresas maduras, con las mejores valoraciones del sector y que es la parte más ignorada por el segmento growth. Y, finalmente, un 24% en cambios significativos, buscando mejoras en el ROI (retorno de la inversión) y puntos de inflexión.

El fondo está gestionado por Ollie Beckett y Rory Stokes, CFA con el apoyo de Julia Scheufler, CFA, y del resto del equipo de renta variable europea. Beckett es responsable de la estrategia European Small Cap. Ollie se incorporó por primera vez a Henderson en calidad de gestor adjunto de carteras de renta variable europea tras la fusión con AMP Asset Management en 1998.

Billetes y monedas de euro de distintas denominaciones.

 El fondo Janus Henderson Fund Pan European Smaller Companies es de gestión activa, puro bottom-up, centrado en el análisis fundamental de las compañías. Su proceso de inversión pasa por una primera fase de generación de ideas, siendo su principal fuente las reuniones y visitas a compañías. El equipo gestor se reúne con más de 600 compañías todos los años y utiliza herramientas cuantitativas/filtros internos y análisis externos de brókeres y casas independientes.

En una segunda fase de análisis y valoración, se lleva a cabo un proceso de análisis muy enfocado a un profundo conocimiento del modelo de negocio de la compañía, el equipo gestor/directivo, el plan estratégico y entorno en el que opera (ciclo, competidores, proveedores, clientes, tecnología, etc.). El objetivo es identificar aquellas compañías que cuentan con ventajas competitivas, barreras de entrada, un equipo directivo de calidad y que hagan un uso eficiente del capital.

Para el equipo, una vez identificada una idea, es igual de importante no sobrepagar por ella y, por tanto, se aplica una estricta disciplina de valoración muy centrada en los flujos de caja y la sostenibilidad de estos.

La cartera incluye normalmente entre 60 y 80 posiciones (actualmente 63), con una capitalización de mercado de entre 800 y 7.000 millones de euros. Cada posición tiene un peso máximo en cartera del 5%, determinado por el nivel de riesgo, convicción y liquidez. No se aplican restricciones a nivel sectorial o país, aunque se consideran a la hora de construir la cartera. La selección de valores bottom-up (análisis de cada compañía) determina la distribución geográfica y sectorial.

Factores de sostenibilidad

El análisis de factores ASG está integrado dentro del proceso de inversión y es clave en todas las decisiones de inversión que se toman. El equipo cree firmemente que las empresas que obtienen buenos resultados en ASG y sostenibilidad garantizan una prima en su valoración a largo plazo. El análisis de la parte de gobernanza forma parte del día al día del equipo de inversión.

En las consideraciones medioambientales y sociales, el equipo se apoya más en el equipo interno de gobernanza e inversión responsable (GRI) de la gestora y en todos los recursos disponibles que tienen en el ámbito de gestora: informes de riesgo ASG internos o múltiples proveedores externos de datos ASG, entre otros.

La cartera del fondo

Entre las cinco mayores posiciones en la cartera del fondo encontramos acciones de Van Lanschot Kempen (3,54%), TKH Group (2,48%), DFDS (2,48%), Aareal Bank (2,24%) y Clinigen Group (1,76%). Por sector, financiero (20,28%), consumo discrecional (15,11%), energía (3,2%), servicios de comunicación (6,5%) e industrial (23,52%). Por país, Holanda (12,1%), Francia (10,7%), Irlanda (2,7%), Dinamarca (3,8%) y Portugal (1%) representan las mayores ponderaciones en la cartera del fondo.

Por rentabilidad, el fondo se sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2021, batiendo al índice de su categoría en 2019 y 2020. Registra un dato de volatilidad del 36,4% a tres años y del 20,3% en el último año. También a un año su ratio sharpe es de 4,11 y su tracking error respecto al índice de su categoría es del 8,9%.

La suscripción de la clase A2 de capitalización en euros de este fondo requiere una inversión mínima de 2.500 euros. Aplica a sus partícipes una comisión fija del 1,5%.

Visión macroeconómica

El equipo gestor informa que en muchas de sus reuniones recientes con las compañías se ha discutido sobre cuestiones de la cadena de suministro, interrupciones logísticas, costes elevados y escasez de materias primas y componentes. Además, el gasto de capital está empezando a recuperarse, pero desde profundidades solo comparables al apogeo de la crisis financiera mundial.

Esto está empezando a hacerse notar en la inflación donde, entre otros factores, el auge de los precios de las materias primas sigue añadiendo presión al alza. El cobre, el mineral de hierro, la madera y la pulpa, entre otros materiales, se encuentran en máximos históricos o cerca de ellos.

El PIB estadounidense está nuevamente en los niveles previos a la pandemia, con Europa algo retrasada, aunque no mucho, pero el empleo sigue estando muy por debajo de los niveles previos a la crisis. Por lo tanto, es poco probable que los estímulos monetarios y fiscales se retiren pronto. A su vez, la permanencia de estos estímulos puede alimentar nuevas subidas de precios y hacerlas menos ‘transitorias’ de lo que los bancos centrales admiten en este momento.

En general, el equipo gestor espera un aumento de la inflación a medio plazo. Parece poco probable que el régimen de desinflación de los últimos años regrese muy pronto. En este contexto, creen que es de vital importancia que los inversores examinen de cerca a los ganadores de la última década y vean sus múltiplos de valoración utilizando un tipo de descuento creciente. Siguen teniendo un buen equilibrio entre valor y crecimiento en la cartera.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS