Si la inversión en valor es ir a contracorriente en la mayoría de las situaciones, John Tidd Kimball es el value en su máximo exponente. El director general de Hamco Financial se está saliendo con el fondo que asesora, que en el año de la pandemia subió un 10,5% y este ejercicio ya se revaloriza casi un 19%. ¿Su secreto? Dejar a un lado las acciones de Estados Unidos y hacer apuestas coyunturales por compañías de Canadá y Sudáfrica.

Noticias relacionadas

Aunque Tidd es un clásico del value investing con mucha experiencia en firmas de primer nivel como First Boston, JPMorgan, Citi u Horizon, su producto Hamco Global Value Fund (alojado en Andbank) es un novel dentro de nuestra industria local de fondos de inversión. Lo lanzó a finales de 2019, cuando nadie se imaginaba que una enfermedad llamada Covid-19 golpearía a los pocos meses la vida de miles de millones de personas a lo largo y ancho del mundo.

Lo que parecía un debut gafado se ha convertido en un despegue inmediato. El fondo atesora más de 20 millones de euros en patrimonio gestionado y ya está en el radar de los grandes inversores.

De base, Tidd se centra en comprar "buenas empresas a buen precio", esto es, que estén atravesando por un momento delicado pero que tengan visos de recuperación y potencial de subida. Hasta la distribución masiva de las primeras vacunas, el Hamco Global Value Fund renqueó como todos los fondos value del sector. Pero el inicio de la vacunación contra la Covid marcó "un antes y un después" para este tipo de estrategias, impulsando su precio al alza.

Sus dos ases bajo la manga están siendo la energía y gas natural de Canadá y las sociedades cotizadas de activos inmobiliarios (REIT, en inglés) de Sudáfrica. Ninguno de estos dos activos estaban presentes en su cartera antes de la pandemia.

Hacia la recuperación

En el primer caso, cuando por motivo del confinamiento se redujo mundialmente la producción de petróleo y gas, estas materias primas se encarecieron aunque sus cotizadas se desplomaron en el terreno bursátil. Fue ahí cuando Tidd empezó a comprar y construir posición. Las economías se reabrieron poco a poco y fue recogiendo las subidas de precio en bolsa de estas compañías. Especialmente se han beneficiado las canadienses (Peyto Exploration, entre ellas) por su alta exposición a su vecino, EEUU.

De hecho, reconoce Tidd en una entrevista con Invertia, "llevo 25 años invirtiendo y nunca había tenido posiciones en gas de Canadá y muy poco en el sector energético".

Conductores de gas natural.

La estancia en empresas sudafricanas también tiene que ver con la recuperación y la mejora del ciclo, ya que estos REIT en buena parte se focalizan en centros comerciales. Además, añade el gestor, "los directivos de las compañías en Sudáfrica suelen ser buenos rentabilizando los activos y con un esquema de gestión muy profesional". También cuenta con telecos y compañías del sector del juego en el país africano, caso de Hosken Consolidated Investments.

En cambio, Wall Street no es un objetivo prioritario, como sí lo es para muchos inversores de bolsa globales o value. "Es un mercado muy competitivo y mucha gente ya tiene exposición a valores de EEUU por su cuenta. No lo evitamos, pero no tenemos mucho enfoque en él", argumenta.

En general, su cartera tiene más peso en emergentes, dado que "crecen rápido", y muestra una rentabilidad media por dividendo en torno al 3%. Los valores cíclicos son los que priman: energéticas, consumo, industriales… "Los estímulos fiscales de los países y el empuje monetario de los bancos centrales ayudan a la vuelta a la normalidad", cree el fundador de Hamco Financial.

"Es un buen momento para estar invertido, aunque hay que tener cautela porque la bolsa está cara, sobre todo los grandes valores a nivel múltiplos. Pero con la gran liquidez que circula y la reapertura de la economía, hay un buen motor para la renta variable", opina.

Sin España

Tras el rally de los parqués vivido desde el pasado octubre, "ahora hay menos oportunidades que el año pasado, pero sigue habiendo". Su empresa tipo es aquella que "puede sobrevivir a la crisis por sí sola y con buena rentabilidad".

En Europa, tiene cerca de un cuarto de la cartera en automovilísticas como BMW o Renault, alguna posición "puntual" en Inglaterra o en el franquiciado de Ikea en Grecia y los Balcanes, Fourlis. España, sin embargo, no tiene representación en el fondo. Estuvo invertido en Bankinter, cuya acción la adquirió previamente a la pandemia y antes del spin-off de Línea Directa, pero "subió mucho y recolocamos el capital a otras posiciones".

Preguntado por la década en rojo del value frente al estilo de crecimiento, lo defiende a capa y espada. "Han anunciado la muerte del value más veces, como en el 99. Ha tenido una mala racha y mucha gente se ha enamorado de las tecnológicas y las empresas growth, pero pagando precios elevados que no les convienen. El value no pierde atractivo a largo plazo porque el precio siempre será una variable importante en la ecuación", asevera Tidd.

"Cuando el Nasdaq hizo pico el 2 de septiembre, pensamos que el value podría recuperar. Y, con la vacuna, así ha sido". Ahora está por ver si su regreso es temporal o definitivo.

Contenido exclusivo para suscriptores
3 meses por 1€
Accede a todo el contenido de Invertia durante 3 meses por 1€, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información