Para los inversores en renta fija, la comprensión de los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) ha demostrado ser vital para evaluar la calidad fundamental de un emisor, ya que están demostrando ser un tipo de inversión financiera capaz de generar retornos. La pandemia ha impulsado este punto de vista, al aumentar la conciencia sobre el papel clave que desempeñan las empresas en la creación de una economía global sostenible: 2020 fue un año crucial para la aceptación por parte de los inversores de las inversiones responsables, incluida la emisión récord de bonos verdes.

Noticias relacionadas

De hecho, los bonos verdes son el componente de mayor volumen de las emisiones sostenibles en circulación, de acuerdo con el seguimiento hecho por la Climate Bonds Initiative (CBI), superando el billón de dólares por valor de mercado. Algo que se corresponde aproximadamente el tamaño del mercado de alto rendimiento (high yield) de EEUU.

Según un informe de CBI, de media, las emisiones de bonos verdes, tanto en euros como en dólares, lograron una mayor compresión de su diferencial que los bonos equivalentes tradicionales. Además, los inversores verdes registraron un porcentaje medio de transacciones récord en bonos verdes, lo que demuestra que los tesoreros atribuyen valor a la amplia y diversa base de inversores a la que atraen los bonos verdes.

Líderes en rentabilidad

Entre los fondos disponibles para su comercialización en España, se ha hecho una selección de fondos con calificación de cuatro estrellas de VDOS que, invirtiendo en bonos verdes, obtienen los mejores resultados por rentabilidad en el último año.

Dentro de este grupo de fondos, el mejor comportamiento corresponde a la clase R/A en euros de Mirova Global Green Bond con una revalorización del 7,4% y un dato de volatilidad del 8,8%. Su estrategia de inversión consiste en seleccionar un mínimo de un 70% y hasta un 100% de los activos netos del fondo en bonos verdes elegibles (proyectos de financiación que proporcionan beneficios ambientales), según establece el equipo de investigación responsable de Mirova, dando prioridad a energía y transición ecológica.

El fondo se gestiona activamente centrando la selección de sus valores en la búsqueda de rendimiento, a través de un proceso que combina el análisis ASG con la identificación del valor en el universo de los bonos verdes. Para ello, se apoya en el equipo interno de inversión responsable de Mirova, integrado por más de 10 analistas.

Sus mayores posiciones incluyen las emisiones Francia OAT 1.750% 25-06-2039 (9,11%), México 1.350% 18-09-27 (4,15%), Hungría 1.750% 05-06-35 (2,38%), Chile 1.250% 29-01-40 (2,22%) y Chile 3.500% 25-01-50 (2,11%). Aplica a sus partícipes una comisión fija del 0,8%.

Financiación de proyecto

Un 4,5% es la rentabilidad obtenida por la clase A de capitalización en euros de AXA World Funds - Global Green Bonds con un coste por volatilidad del 6,5%. Su objetivo es obtener una combinación de crecimiento de las rentas y apreciación del capital a medio plazo, invirtiendo principalmente en títulos de deuda pública o corporativa de calidad crediticia de grado de inversión (investment grade) de cualquier parte del mundo, y que estén denominados en cualquier divisa de libre convertibilidad.

Invierte principalmente en bonos que financian proyectos medioambientales (green bonds), tomando como referencia de gestión el índice BofA Merrill Lynch Green Bond Hedged Euro. Sus principales posiciones incluyen emisiones de Francia OAT 1.750% 25-06-2039 (3,07%), Países Bajos 0.5% 01/15/2040 (1,43%), Perusahaan Penerbit SBS NIII 2.3% 06/23/2025 (1,43%), Banco de Inversiones Europeo 0.5% 11/13/2037 (1,29%) y Chile 0,83% 07/02/2031 (1,03%). Su comisión fija es del 0,75%.

La clase Clásica de capitalización de BNP Paribas Green Bond gana un 1,8% por rentabilidad en el último periodo anual, con un controlado dato de volatilidad en el mismo periodo del 5% que lo posiciona entre los mejores de su categoría, en el quintil cinco. Invierte en bonos verdes globales que apoyen proyectos medioambientales, emitidos por organismos soberanos supranacionales y corporativos, entidades locales y/o gobiernos en divisas fuertes.

Evolución comparativa de fondos de inversión en bonos verdes. VDOS

Después de cobertura, la exposición a divisas distintas del euro no puede superar el 5%. Se gestiona activamente, tomando como referencia de gestión el índice Bloomberg Barclays MSCI Global Green Bond Index (Hedged in EUR) (RI), pero sin limitarse a sus componentes. El equipo gestor aplica asimismo la política de inversión sostenible de BNP Paribas Asset Management, que tiene en cuenta los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) en las inversiones del fondo.

Su universo de inversión se basa en los Principios de Bonos Verdes (Green Bond Principles, GBP) formulados por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales. Las emisiones incluidas entre sus mayores posiciones corresponden a BNPP MOIS ISR I C (6,24%), Francia OAT 1.750% 25-06-2039 (6,01%), KFW 0.88% 15-09-2026 (2,63%), Alemania 0.00% 15-08-2030 (2,40%) y Toyota Motor Credit Corp 2.15% 13-02-2030 (2,06%). Aplica a sus partícipes una comisión fija del 0,75%.

Previsiones de futuro

El volumen de 1 billón de dólares es un logro simbólico, pero, para ponerlo en contexto, la OCDE estima que la inversión necesaria, solo para infraestructuras, es de al menos 6,30 billones de dólares estadounidenses al año.

Por otra parte, la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) destacó que el gasto acumulado total en energía renovable y eficiencia energética hasta 2030 debería aumentar hasta los 13,50 billones de dólares, por lo que se necesita un aumento considerable de la inversión para lograr los objetivos propuestos.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS