Golpe de efecto de Renta 4 Banco para crecer en el negocio de sicav. La gestora pilotada por Antonio Fernández Vera ha captado una de las mayores sicav de Bankia, con casi 13 millones de euros en activos bajo gestión. La ‘guerra’ por hacerse con las sociedades de mayor tamaño y, por tanto, las más rentables se recrudece ante el próximo endurecimiento de su régimen fiscal.

Noticias relacionadas

Inversiones Focalizadas Sicav ha dejado Bankia Fondos para irse a Renta 4 Gestora, que será quien la gestione a partir de ahora, cambiando por tanto de depositario, de Cecabank al propio Renta 4 Banco.

Esta sicav pertenece a Jorge Castresana, responsable de la empresa de asesoramiento financiero Valorvento.

Antes de ponerse por su cuenta, Castresana había trabajado para PwC como auditor sénior y para T-Solar como financial controller y en el desarrollo financiero de proyectos en India. Luego dirigió Agesban Análisis Económicos, que hacía valoración de empresas cotizadas y no cotizadas y análisis sectoriales.

Renta 4 se lleva la que es la sexta sicav más grande de Bankia por volumen, con 122 accionistas. A cierre de año, entre sus principales posiciones estaban acciones como Tubacex, Dia, Transocean, Aryzta o Grupo México, con pesos entre el 10% y el 5%, en base a su último informe en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ofensiva VIP de Renta 4

El banco de inversión presidido por Juan Carlos Ureta está haciendo un notable esfuerzo por crecer en el segmento de los altos patrimonios. El año pasado cerró la compra de BNP Paribas Personal Investors y también incorporó desde Mirabaud a su nuevo director de Wealth y subdirector de Banca Privada, José María Ferrer, quien previsiblemente sucederá en el cargo a Gonzalo Nebreda, el número uno de la banca privada, cuando este se jubile.

Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4 Banco. R4

Renta 4 administra más de 900 millones de euros de casi 70 sicav, según los últimos datos disponibles de Inverco. Cierra el top10 del ranking de entidades por volumen en este nicho de mercado. De su lado, y a pesar de su gran tamaño como banco generalista, que irá a más tras integrarse en CaixaBank siendo líder en España, la relevancia de Bankia en este segmento es mucho menor que la de Renta 4, donde gestiona más de 220 millones en algo más de una treintena de estas sociedades.

Desde hace meses, casi todos los bancos privados están acelerando para captar las sicav más voluminosas en sus rivales directos. Numerosos bancos VIP ya han advertido que las sicav más pequeñas, normalmente por debajo de los 10 millones, corren peligro de desaparecer con el cerco del Gobierno a su ventajosa fiscalidad.

Por ejemplo, Singular Bank, el banco privado que dirige Javier Marín con el apoyo financiero de Warburg Pincus, ha debutado en este negocio hace tan solo unos días tras captar la sicav Bora Capital en Alantra WM, con 30 millones, tal y como adelantó Invertia. También ha captado varios mandatos de gestión en sicav más pequeñas, como Prospectus Inversiones y Kruger Selección, de Banco Alcalá (Creand WM), según publicó Vozpópuli.

Cerco del Gobierno

Entre los nuevos requisitos a las sicav, está la exigencia de un mínimo de 2.500 euros para ser accionista. Ahora mismo, se está dirimiendo en el Tribunal Supremo si la CNMV tiene poder para fijar la tributación de estas sociedades de las grandes fortunas o será la Agencia Tributaria quien lo haga. De ser esta segunda, banqueros, abogados, consultores e inversores anticipan la más importante de las estocadas a un negocio menguante pero que todavía hoy maneja casi 28.000 millones de euros.

Algunos de los grandes bancos están estudiando la posibilidad de cruzar participaciones entre sicav para cumplir con la obligatoriedad de los 100 accionistas, mientras que otros están mudando estos vehículos a Luxemburgo, fusionando sicav pequeñas con otras más grandes para ganar escala, convirtiéndolas en sociedades anónimas o limitadas o bien fusionándolas con fondos de inversión.

Aunque, por ahora, la fórmula de escape más utilizada está siendo la liquidación de sociedades para acogerse al régimen transitorio que establece el borrador, llevando de esta forma el dinero a carteras de fondos y así gozar de un ‘traspaso fiscal’ como ya existe entre dos fondos de inversión o dos planes de pensiones. En lo que llevamos de año, más de 130 millones han huido de las sicav, cifra que se suma a los reembolsos netos de casi 1.250 millones que tuvieron en 2020, según VDOS.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información