El entorno actual en que parece que nos movemos, y que hacía tiempo que no teníamos, con inflación y aumento en el rendimiento de los bonos, debería ser positivo para el sector bancario. Unos tipos más altos benefician el margen de intermediación, históricamente la principal fuente de ingresos del sector, al no ser proporcional el alza del precio que percibe por sus préstamos y lo que paga por los depósitos.

Noticias relacionadas

En un entorno de subidas de tipos, los bancos son capaces de ampliar ese diferencial entre préstamos y depósitos y mejorar sustancialmente sus beneficios. Parece que esta vez se están dando por fin las condiciones macro y microeconómicas para que el negocio del sector pueda mejorar, sobre todo para la renta variable, lo que es también bueno para el crédito financiero que, sin embargo, lleva ya tiempo siendo más constructivo dada la fortaleza de balances del sector.

Desde comienzos de año, el sector financiero es uno de los que mejor comportamiento ha tendido por rentabilidad, con la categoría sectorial VDOS de financiero revalorizándose un 11,5%. De esta categoría, con calificación de cinco estrellas de VDOS, el mejor comportamiento se lo anota la clase L de acumulación en euros de The Jupiter Global Fund - Jupiter Financial Innovation L EUR Acc al obtener una rentabilidad del 1% desde el pasado 1 de enero.

Evolución comparativa de fondos de inversión en el sector financiero. VDOS

A un año, se revaloriza un 23,8%, con un controlado dato de volatilidad del 27,6% que lo sitúa entre los mejores de su categoría por este concepto, en el quintil cinco. Terminó 2020 con una rentabilidad del 23%. Se propone como objetivo lograr la revalorización del capital a largo plazo invirtiendo en títulos de renta variable vinculados a la innovación financiera, tomando como referencia el índice MSCI All Country World Financials Index.

Con un patrimonio gestionado de 73 millones de euros, sus mayores posiciones incluyen acciones de MercadoLibre (4,9%), Costar (3,9%), Intercontinental Exchange (3,9%), Stoneco (3,6%) y Crowdstrike (3,6%). Sectorialmente, un 56,6% del peso corresponde a software y servicios financieros, un 22,5% a servicios financieros, un 8,9% a entidades bancarias, un 8,9% a servicios de asistencia y un 5,8% a comercio minorista general. Es necesaria una aportación mínima de 500 euros para suscribir la clase L de acumulación en euros de este fondo que aplica a sus partícipes una comisión fija de 1,5%.

Enfoque global

Con calificación cuatro estrellas de VDOS, el fondo BGF World Financials alcanza en el año una rentabilidad del 11,5% en su clase A2 en euros y un 25,9% en el último periodo anual, en el que registra una volatilidad del 41,9%. Su objetivo es maximizar el retorno de su inversión a través de una combinación de crecimiento del capital y rentas a partir de los activos del fondo.

Gestionado por Blackrock IM, invierte a nivel mundial al menos el 70% de sus activos totales en acciones de empresas cuyo principal negocio es los servicios financieros. Entre sus mayores posiciones se incluyen acciones de AXA (3,92%), Capital One Financial (3,85%), Ping An Insurance (3,43%), Prudential (3,28%) y Morgan Stanley (3,15%). Suma un patrimonio bajo gestión de 703 millones de euros (aproximadamente 589 millones de dólares), siendo necesaria una inversión mínima de 5.000 dólares (aproximadamente 4.196 euros) para suscribir la clase A2 en euros de este fondo, que aplica a sus partícipes una comisión fija del 1,5% y de depósito del 0,45%.

El potencial fintech

También con calificación de cuatro estrellas de VDOS, la clase D en euros de Robeco New World Financial obtiene desde el pasado 1 de enero una rentabilidad del 8,9% y del 18,2% a un año, periodo en el que registra un dato de volatilidad del 35,4%.

Del mismo modo que en su fondo Robeco Global Consumer Trends, la cartera esta diversifica en tres grandes subtenencias que tienen perfiles de rentabilidad/riesgo diferentes: finanzas digitales, finanzas para una población que está envejeciendo, relacionadas en gran parte con gestoras de pensiones o aseguradoras de vida y finanzas emergentes.

La digitalización del sector financiero tiene que seguir su curso imparable y la inversión de capital en fintech no ha hecho más que empezar, por lo que consideran que es una interesante oportunidad de inversión. El fondo además integra factores ASG en su proceso de inversión con el análisis de su impacto financieramente significativo en la posición competitiva de una empresa y los revulsivos de valor.

Sus mayores posiciones incluyen nombres como la aseguradora Aia Group (3,52%), Citigroup (3,24%), Morgan Stanley (3%), Allianz (2,74%) y Ping An Insurance (2,63%). Sus partícipes soportan una comisión fija del 1,5%.

Las compañías cíclicas pueden seguir llevando a los mercados mundiales de renta variable a nuevos máximos, con las finanzas globales posicionadas para un comportamiento superior. La recuperación económica, los tipos de interés y las reservas de que dispone el sector, pueden combinarse con el aumento de los rendimientos de los accionistas para crear un entorno de inversión rentable.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS