El impacto de las reformas del Gobierno en el sistema de ahorro para la jubilación ya tiene números. Las gestoras españolas consideran que este año sus planes de pensiones del sistema individual dejarán de percibir "más de un 30%" de las aportaciones que sus partícipes venían realizando a estos vehículos de previsión.

Noticias relacionadas

A consecuencia de esta significativa merma, desde Inverco estiman que el ejercicio 2021 será un año plano para el volumen de activos bajo gestión en estos planes de pensiones. Solo el efecto de la rentabilidad positiva esperada por entre el 2% y el 2,5% podría traducirse en un "ligero" incremento del 0,4% hasta cerrar el año con u patrimonio conjunto de 119.000 millones de euros.

Esta es una de la principales estimaciones de la patronal del sector para este año en el que las exenciones de tributación para aportaciones a planes de pensiones del sistema individual se ha visto recortado desde los 8.000 euros anuales hasta los 2.000 euros. El presidente de Inverco, Ángel Martínez-Aldama, señala que en el hipotético caso de que el prometido sistema de empleo estatal llegase a tiempo, "podría haber una pequeña mejora".

Acelerar los plazos

En este sentido, el primer espada de la asociación patronal critica que mientras el efecto del tijeretazo a los beneficios fiscales es "inmediato", cualquier posible efecto positivo de la reforma sobre los planes colectivos de empresa "son a medio y largo plazo". Y por si fuera poco, se pone en duda que todas las nuevas herramientas de previsión social puedan estar en marcha ya antes de final de año.

Por lo que se refiere al incremento de las exenciones fiscales para las aportaciones a los planes de empresa, que pasan hasta los 10.000 euros anuales, se estima que la medida tenga "un efecto nulo en el incremento real de aportaciones a planes de empresa". Una advertencia que la institución viene meses señalanado.

Incentivos por 580 millones

Este impacto se debe también a que, como ha señalado el presidente de la agrupación de fondos de pensiones, José Carlos Vizárraga, el recorte de exenciones para los planes individuales afectará a muchos más ahorradores de lo que hasta ahora ha reconocido el Gobierno. Es así que los cálculos que maneja apuntan hacia un total de 700.000 partícipes, lo que supone un abultado 23% del total de aportantes españoles.

Vizárraga ha señalado la intención del sector de que los ahorros que no se destinen a planes de pensiones por esta pérdida de atractivo fiscal vayan a parar a fondos de inversión por su "demostrada utilidad" para complementar otras vías de ingresos en la jubilación. No obstante, la incertidumbre todavía reinante amenaza con dejar este capital debajo del colchón.

Potencial impacto del cambio fiscal en planes de pensiones. Inverco

Martínez-Aldama ha reclamado celeridad al Gobierno para "no agotar el plazo de 12 meses" que contempla la reforma y que las nuevas herramientas para potenciar los planes de empresa puedan estar vigentes con la mayor agilidad posible. Asimismo, ha reivindicado que se asuman "potentes incentivos fiscales", ya que "sin ellos no va a haber suficiente desarrollo". Incluso los ha cuantificado al señalar que los 580 millones de euros que el Gobierno afirma que ahorrará por el recorte de incentivos en los planes indivuduales "deberían ponerse a disposición de las empresas con planes de pensiones de empleo".

Los datos aportados este martes de Inverco concuerdan con la alerta que desde el sector se lanzó hace meses, cuando se comenzaban a temer nueve meses prácticamente en blanco para las gestoras de planes de pensiones individuales. En este sentido, todo apunta a que el recorte en aportaciones contribuirá a que estas se concentren aún más en el último trimestre del año.

Rescate de 100 millones

Del mismo modo, se ha subrayado que a lo largo del año 2020 los planes de pensiones han atendido las necesidades de liquidez de 50.000 familias españolas. Las circunstancias sobrevenidas por la pandemia han provocado que se activaran reembolsos de urgencia por 100 millones de euros en este turbulento ejercicio, según ha explicado el presidente de la patronal.

En contraposición, el panorama para los fondos de inversión, que en febrero han marcado su mejor mes en tres años, pinta más despejado, según Inverco. Desde la institución plantean que el volumen de activos podría incrementarse un 5,1% hasta los 552.000 millones de euros.

Freno al desplome en sicavs

En este grupo, se espera que las instituciones de inversión colectiva extranjeras sigan pisando el acelerador en el mercado español. Tanto es así que se las estima un patrimonio de 235.000 millones de euros al cierre de este 2021, lo que supondría un incremento del 6,8% frente a sus cifras del ejercicio pasado.

Por lo que se refiere a la sangría de las sicavs, desde Inverco se espera una moderación en los próximos meses. La institución considera que estos vehículos de inversión predilectos de las grandes fortunas patrias esperarán hasta 2022 para convocar juntas de accionistas y tratar su eventual disolución si no consiguen cumplir con las nuevas exigencias regulatorias.

Las cifras que baraja el sector atribuyen sin rodeos a la "incertidumbre regulatoria" el hecho de que las sicavs sumen ya cinco años con caída en número y en flujos netos de inversión. Esto es que son menos y sufren reembolsos netos.

Aunque las sicavs que decidan darse de baja contarán con siete meses para hacerlo a partir de la celebración de su junta de accionistas el año que viene, las gestoras estiman que este año podrían sufrir una merma adicional en su patrimonio de hasta el 1,7%, con lo que se quedarían con 28.000 millones de euros en la cartera.