La última década ha sido difícil para los inversores de estilo value (valor), con las acciones de estilo growth (crecimiento) escalando a los primeros puestos del ranking de rentabilidad. Las medidas de distanciamiento social para combatir la pandemia el pasado año, no han hecho más que acrecentar esa divergencia.

Noticias relacionadas

Durante 2020, mientras que el índice Russell 1000 Growth Index se revalorizaba un 38,49%, el Russell 1000 Value Index avanzaba un 2,8% por rentabilidad. Sin embargo, este año la situación ha variado de forma significativa gracias a la disponibilidad de vacunas, aumentando la posibilidad de una vuelta a algo que se asemeje a la normalidad y haciendo que las acciones de empresas value hayan comenzado a dar señales de recuperación.

Recordemos que este tipo de compañías son las que tienden a cotizar a un precio inferior en relación con sus fundamentales (dividendos, beneficios y ventas), haciéndolas más atractivas para inversores con un horizonte de inversión a largo plazo.

Líder en rentabilidad

De los fondos de gestoras nacionales que invierten de acuerdo con este estilo o estrategia de inversión value, Valentum es uno de los más rentables en lo que va de año (7,6%), dentro del grupo de fondos de la categoría VDOS de renta variable internacional global valor y con calificación de cinco y cuatro estrellas de VDOS.

A un año, es el más rentable del grupo, obteniendo una rentabilidad del 23,6%, con un dato de volatilidad del 31,4%. La gestora del mismo nombre, Valentum, fue la más rentable en 2020 en el ranking de gestoras nacionales.

Estrategia

Con un enfoque geográfico global, la metodología de selección de valores del fondo se centra en dos aspectos básicos: valor y momentum. Aplicando su estrategia valor, las acciones seleccionadas son el resultado de un análisis fundamental, centrado en las compañías (análisis bottom-up) mediante diferentes métodos de valoración como descuento de flujos de caja, valoración por múltiplos y relativa a otras empresas del sector. La métrica principal del equipo gestor es el flujo de caja frente al valor empresa.

Entienden el enfoque value como una alta generación de caja, con un balance sólido y unas perspectivas de negocio a largo plazo que favorecen el crecimiento y la continuidad del negocio. Le dan asimismo mucha importancia a la calidad y experiencia del equipo directivo de las compañías en las que invierten.

Una analista echa números ayudada por una calculadora.

Por otro lado, por medio de su estrategia momentum, buscan catalizadores, ya sean de carácter general, como mejoras macroeconómicas de zonas geográficas o análisis sectoriales, o particulares, como cambios en el equipo gestor, mejoras en su estructura de balance, incrementos de rentabilidad -de los fondos propios (ROE), del capital empleado (ROCE)- o saneamientos de compañías. En la mayoría de las ocasiones es la mejora de resultados lo que hace aflorar el valor.

El equipo gestor está integrado por Luis de Blas y Jesús Domínguez. Jesús es consejero delegado solidario de Valentum Asset Management y gestor de Valentum, FI. Lleva gestionando Valentum, junto con Luis de Blas, en Gesiuris Asset Management, desde marzo de 2014.

Cifras clave

El proceso inversor de Valentum comienza con el análisis continuo de compañías, básicamente a partir de información pública de las compañías e informes de análisis de brókeres, para identificar nuevas ideas. Cuando detectan una compañía que puede encajar en los parámetros que han definido, la estudian más a fondo y mantienen reuniones con su equipo directivo para aclarar dudas y entender mejor los distintos aspectos del negocio.

Construyen un modelo con estimaciones propias (sin irse demasiado lejos en el tiempo) buscando aquellos casos en que hay concordancia entre los números y los factores que hay tras ellos. Contrastan asimismo sus conclusiones con opiniones de distintos expertos del sector en el que opera la compañía que están analizando. Únicamente aquellas compañías sobre las que ambos gestores están de acuerdo pasan a formar parte de la cartera.

Cartera

Una cartera que incluye entre sus mayores posiciones acciones del bróker online alemán Flatex (3,9%), el proveedor italiano de servicios de internet Digital Value (3,7%), la estadounidense de gestión del ciclo de ingresos que da servicios a hospitales y otras compañías del sector salud R1 RCM (3,6%), la entidad española de banca privada Alantra (3,4%) y la portuguesa de energías renovables EDP Renováveis (3,2%).

Por sector, tecnología de la información (25,4%), finanzas (15,9%), productos de consumo no básico (11,5%), industrial (10,9%) y química (7,8%) representan los mayores pesos en la cartera del fondo. Por país, las mayores ponderaciones corresponden a Italia (14,14%), Alemania (13,02%), Reino Unido (12,49%), EEUU (9,61%) y España (8,74%).

La cartera del fondo muestra una excelente evolución por rentabilidad, que lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2017 y 2020, batiendo al índice de su categoría en lo que va de 2021. A tres años, su volatilidad es del 27,85% y del 31,41% en el último año.

En este último periodo, registra una sharpe de 0,85 y un tracking error respecto al resto de fondos de su categoría de 14,89%. Aplica a sus partícipes una comisión fija del 1,35% y de depósito de hasta el 0,06%, además de una comisión variable del 9% sobre resultados positivos anuales del fondo.

Vacunas y confinamientos

Aunque 2021 se presenta lleno de incógnitas, el equipo gestor confía en la efectividad de las vacunas y la remisión real de la Covid-19. Continúan buscando nuevas oportunidades donde cuadren precio y catalizadores.

Si bien hasta hace poco parecía que el año 2021 sería un año de recuperación económica y supondría el fin de las incertidumbres relacionadas con la pandemia, el aumento de casos en todo el mundo y los últimos confinamientos en Europa, junto con una campaña de vacunación que ha comenzado muy lenta, empiezan a generar dudas sobre la velocidad de llegada de la recuperación. Una de las claves es conseguir llegar al verano, para que se recupere el sector turístico y hostelería, fundamental para muchos países, entre ellos el nuestro.

Creen que los sectores favorecidos seguirán siendo aquellos que cumplan con criterios de sostenibilidad ambiental, social y de gobernanza (ASG) y el sector de tecnología: comercio electrónico, plataformas que favorezcan el teletrabajo y también la industria relacionada, en especial semiconductores. Lo difícil es encontrar valores interesantes a valoraciones atractivas.

En cuanto al sector financiero, se muestran cautos ya que a los tipos bajos se añade la competencia de las fintech y la ola de morosidad de una magnitud aún desconocida y que seguirá careciendo de claridad hasta que se vayan eliminando las moratorias. La mayor volatilidad y también las mayores oportunidades pueden volver a verse en el sector turismo, que será el que vuelva a sufrir fuertes vaivenes con retrasos o avances en la vuelta a la normalidad.

Desde Valentum procuran mantener una cartera estructurada y diversificada invirtiendo a ratios atractivos y buscando catalizadores que hagan aflorar el valor que perciben en sus inversiones. En este entorno, la flexibilidad y el correcto análisis sobre la situación y perspectiva de cada negocio particular seguirán siendo fundamentales para conseguir rentabilidades positivas y evitar trampas.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS