Tesla reduce su inversión en bitcoins, aunque defiende que no es que haya perdido el entusiasmo por la criptomoneda. El consejero delegado, 'Tecno-Rey' y fundador de la fabricante de coches eléctricos, Elon Musk, ha explicado que él mantiene intactas sus posiciones en cartera y que las ventas de la cotizada han tenido como único objetivo "probar su liquidez".

Noticias relacionadas

En concreto, Tesla ha recogido en su balance del primer trimestre la venta de un 10% de los bitcoins que anunció haber adquirido en febrero por 1.500 millones de dólares. A cambio de esta transacción, la automovilística se ha apuntado ingresos por 272 millones de dólares, según consta en la documentación remitida a los supervisores del mercado estadounidense.

Ante la confusión creada en torno a si este movimiento suponía un paso atrás en la apuesta personal de Musk y de la compañía que dirige por el bitcoin, él mismo se encargaba de explicar la operación a través de su red social favorita. Su mano derecha en la compañía, el director financiero y 'Maestro de Moneda' se manifestó en la misma línea en la presentación de los resultados trimestrales de ayer lunes.

Musk respondió con rotundidad a una pregunta Dave Portnoy, presidente de Barstool Sports: "No he vendido ninguno de mis bitcoins". Además, añadió: "Tesla vendió el 10% de sus tenencias esencialmente para demostrar la liquidez de bitcoin como alternativa a mantener efectivo en el balance".

Por su parte, el responsable de las finanzas de la compañía de motor, Zach Kirkhorn, ha defendido la inversión de tesorería en bitcoins ante la ausencia de "oportunidades tradicionales" para sacar una rentabilidad añadida a esos recursos en un contexto de "rendimientos tan bajos". Al menos, ha insistido, "sin asumir un riesgo adicional o sacrificar la liquidez".

Impacto de 101 millones

En esta misma línea, hace ahora un mes que Tesla comenzó a aceptar el bitcoin para el pago de sus automóviles y otros productos en EEUU. La compañía aseguró entonces que no convertiría estas criptomonedas a dólares u otras monedas fiduciarias, sino que las mantendría en la cartera digital cuyo adelgazamiento acaba de notificar.

La operación, además, se ha convertido en una de las piezas determinantes de un primer trimestre en el que Tesla ha conseguido multiplicar por 27 su beneficio, hasta los 363 millones de dólares. En su resumen de resultados, la compañía explica que el crecimiento de ingresos se atribuye, entre otros factores, a "créditos regulatorios, la mejora del margen bruto impulsada por las nuevas rebajas de costes de producto y la venta de bitcoins", que por sí sola ha generado un impacto positivo de 101 millones de dólares para la cotizada.