BME ha designado a Gloria Martínez-Picazo como Protectora del Inversor de las Bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia. Martínez-Picazo es la primera mujer que ostenta este cargo desde que se creó esta figura en 1991, cuyo objetivo es informar y proteger a los inversores minoristas en el ejercicio de sus derechos, así como arbitrar en el caso de que se produzcan incidencias que así lo requirieran.

Noticias relacionadas

La nueva Protectora del Inversor es abogada en ejercicio desde 1994 y está especializada en el buen gobierno y la regulación de mercado de valores y sociedades cotizadas, y cuenta con una dilatada trayectoria en el asesoramiento jurídico corporativo y en la secretaría de consejo en sociedades cotizadas y sus filiales. Trabajó casi 20 años en el Grupo Telepizza como responsable de Jurídico Internacional y directora del Departamento Jurídico, y desde 2020 es abogada sénior en el despacho VCGH Abogados.

Es licenciada en Derecho por la Universidad de Castilla-La Mancha, máster en Práctica Jurídica por la Uned y profesora en diversas instituciones, entre otras en el Instituto de Estudios Bursátiles en el máster en Mercados financieros.

La figura del Protector del Inversor tiene cuatro objetivos principales: cumple una función preventiva, al incorporar a las relaciones intermediario bursátil-inversor una mayor transparencia; una función conciliadora, porque crea procedimientos para esclarecer los hechos y colabora en el fin del conflicto; una función arbitral, ya que proporciona propuestas de solución de las controversias, y una función informativa, orientada a señalar al inversor las vías correspondientes a su reclamación.

Los inversores podrán seguir comunicándose con la oficina del Protector del Inversor en los mismos canales que hasta ahora, a través de las cuatro Bolsas del Grupo BME.