BBVA cuenta con un nuevo cómplice para su remontada en bolsa. Los analistas de Bank of America (BofA) acaban de pasar revista a las entidades financieras europeas y el banco español se ha ganado un hueco entre sus apuestas favoritas en el sector. Una confianza que los expertos certifican con un potencial alcista del 17%.

Noticias relacionadas

Un informe publicado por el banco estadounidense de inversión este miércoles, al que ha tenido acceso Invertia, señala un precio objetivo de 5,75 euros para las acciones de BBVA. Eso supone sumar una revalorización casi tan abultada como la que ya acumula la entidad desde que empezó el año, que actualmente ronda el 20%.

Un margen que para los expertos de BofA es suficiente para considerar que BBVA es merecedor de recomendación de compra. Un consejo y una cota que justifican en sus previsiones de crecimiento de cada unidad de negocio, sus previsiones de capital de máxima solvencia y también los dividendos esperados para los dos próximos años.

Catalizadores alcistas

Además, en la firma de inversión señalan varios factores que podrían actuar como posibles catalizadores del valor. El primero de ellos tiene que ver con "una recuperación más pronunciada en España", como la Comisión Europea ha señalado precisamente este miércoles que podría ocurrir. 

Y no solo eso, sino que podría beneficiarse de "la expansión del volumen y la calidad de los activos" si se produjera también un incremento del PIB de sus principales geografías.

Del mismo modo, se apunta a unas divisas más fuertes en Latinoamérica, México y Turquía. Este es el factor que más ha lastrado su desempeño reciente en bolsa, especialmente por el desplome de la lira turca, lo que no ha impedido que BBVA ratifique su apuesta por este mercado, una línea que también se viene defendiendo desde hace tiempo por parte de Bank of America.

El tercer factor al que se apunta es común para el conjunto de la banca europea: "tipos de interés estructuralmente más elevados". Eso sí, con reflejo en la economía real y la actividad bancaria, "especialmente en España".

Riesgos a la baja

Sin embargo, aunque la visión de conjunto es optimista, los expertos de la firma no dudan en señalar a factores a la baja como una eventual "desaceleración más acusada del PIB en las principales geografías de BBVA" con el consiguiente impacto en la calidad crediticia y de sus activos, más debilidad en las divisas en las que opera o riesgos en la ejecución de la venta de su filial estadounidense.

En este capítulo de potenciales peligros, los expertos también apuntan hacia la posibilidad de que se establezcan nuevos requisitos de capital que "podrían obstaculizar la repatriación de capital a los accionistas". En otras palabras, dividendos menos generosos de lo que se viene descontando.

Y eso además del "uso del capital excedente para fusiones y adquisiciones que creen menos valor para los accionistas que las recompras". Una clara advertencia al impacto que tendría dedicar a crecimiento inorgánico el capital obtenido por la venta de BBVA Compass.

Bankinter se salva

Solo una entidad española más consigue recomendación de compra por parte de los analistas de BofA. Se trata de Bankinter, de la que no aportan tantos detalles ni un precio objetivo específico en esta ocasión.

En su lugar, el resto de entidades del Ibex 35 se quedan con una recomendación de infraponderar. Así lo señala el informe para CaixaBank, Banco Santander y Banco Sabadell.