Bruselas

Bruselas mejora sus previsiones de crecimiento para España gracias al avance de la campaña de vacunación contra la Covid-19 y sobre todo al impacto positivo de los fondos europeos Next Generation, que se notará especialmente en 2022. Pese a este acelerón, nuestro país será -junto con Portugal e Italia- de los últimos en recuperar su nivel previo a la crisis debido al fuerte golpe inicial de la pandemia. No lo conseguirá hasta finales de 2022, un año más tarde que la media de la UE.

Noticias relacionadas

La Comisión Europea prevé que la economía española crezca un 5,9% este año, tres décimas más de lo que había calculado en sus anteriores previsiones de febrero. Pero la revisión al alza afecta en particular al año 2022, en que el Ejecutivo comunitario aumenta la expansión prevista del 5,3% al 6,8%. España será el país que más crezca de la UE tanto este año como el que viene.

En todo caso, las cifras de Bruselas siguen siendo más pesimistas que las de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño. Ella espera un crecimiento del 6,5% ya este año y del 7% en 2022. Una diferencia que el comisario de Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni, atribuye a que el Ejecutivo comunitario es más conservador sobre el impacto de las ayudas europeas y lo retrasa sobre todo a 2022.

Previsión de crecimiento del PIB en 2021

Tras la caída sin precedentes del 10,8% en 2020, la economía española se contrajo un 0,5% adicional durante el primer trimestre del año debido al aumento de contagios y a las medidas restrictivas adoptadas para frenarlos. Gracias al levantamiento de los confinamientos y a la aceleración de las vacunas, la actividad económica ha empezado a crecer de nuevo y vivirá un fuerte rebote durante la segunda mitad del año.

No obstante, el Ejecutivo comunitario avisa de que la recuperación será desigual dependiendo de los sectores. Mientras que la industria ya ha empezado a remontar, las actividades que dependen de una gran interacción social, como el turismo o el ocio, mejorarán a un ritmo mucho más lento.

Previsión de crecimiento del PIB en 2022

"La puesta en marcha del Plan de Recuperación y Resiliencia desempeñará un papel decisivo, impulsando el rebote en la segunda mitad de 2021 y ayudando a sostener la expansión económica durante el horizonte de las previsiones", señala el informe. España es el país de la UE que recibirá más subvenciones a fondo perdido (69.500 millones de euros) y Bruselas asume que la mitad de esta cantidad se absorberá de aquí al final de 2022.

"Si (los fondos) se aplican de forma eficaz, con una combinación de proyectos estratégicos acompañados de amplias reformas, el impacto económico será significativo, particularmente en 2022", sostiene el Ejecutivo comunitario. Bruselas ha calculado que España será capaz de gastar 12.000 millones de euros de ayudas europeas este año y 22.000 millones en 2022, según ha explicado Gentiloni.

El comisario de Asuntos Económicos se ha negado a dar una primera valoración del plan de inversión y reformas presentado por el Gobierno de Pedro Sánchez. Se escuda en que el Ejecutivo comunitario dispone ahora de un plazo de dos meses para dar su veredicto, durante el que continuarán las negociaciones, y no quiere prejuzgar. Sin embargo, ha apuntado que el hecho de que se haya podido enviar a Bruselas significa que ha pasado ya un primer filtro y cumple los requisitos generales que exige la UE. 

Previsión de tasa de paro en la UE

Con la perspectiva de la relajación de las medidas restrictivas durante la segunda mitad de 2021, parte de los ahorros acumulados por la pandemia van a gastarse, lo que impulsará el consumo privado pero también la inversión. La demanda externa volverá a ser positiva en 2022, cuando Bruselas prevé que el turismo recupere el nivel de 2019. "Como resultado, el PIB de España recuperará su nivel prepandemia a finales de 2022", apunta la Comisión.

No obstante, el nivel de paro todavía aumentará ligeramente en 2021 (hasta el 15,7%) y empezará a bajar en 2022 (14,4%). En todo caso, España seguirá siendo el segundo país de la UE con mayor tasa de desempleo, sólo superado por Grecia. El Ejecutivo comunitario vuelve a avisar además del riesgo de quiebras de empresas en los próximos meses, lo que podría impactar en la capacidad productiva.

Como resultado del impacto de la crisis de la Covid-19, España se convirtió el año pasado en el país de la UE con más déficit público (11% del PIB). Este año, la Comisión prevé que el desfase presupuestario se reduzca al 7,6% (alrededor de la media de la eurozona) gracias también al impacto de la llegada gradual de los fondos de la UE y al rebote económico. En 2022, el déficit seguirá bajando hasta el 5,2%.

Por su parte, el nivel de deuda pública bajará gradualmente del máximo del 120% del PIB marcado el año pasado al 119,6% en 2021 y el 116,9% en 2022.

Previsión de deuda pública

Aunque el nivel de incertidumbre se ha reducido ligeramente, Bruselas avisa de que sus previsiones a España están sujetas a más riesgos de lo normal. Entre ellos, la Comisión cita las dudas sobre la recuperación del turismo, la respuesta de los actores privados a la relajación de las medids restrictivas, el tamaño y el impacto de las medidas públicas para apoyar la recuperación y también la capacidad de absorción de los fondos europeos. Gentiloni ha avisado del riesgo de una retirada prematura del apoyo público a la economía.