IG apuesta al alza por las bolsas de cara a este 2021 que acaba de comenzar. Los analistas de la firma ven al Ibex 35 en los 8.786 puntos de cara al final del año. Esta cota que supone un potencial alcista del 6% para un índice que tendrá en Solaria, ACS, Iberdrola y BBVA a algunos de sus principales catalizadores.

Noticias relacionadas

Aunque el analista Aitor Méndez advierte de que “quizá el mercado es demasiado optimista respecto a la vacuna”, considera que el sostenimiento de los estímulos monetarios y fiscales desplegados hasta el momento siguen apuntalando a la renta variable como el activo ganador de este año. Desde IG se pone el foco especialmente en coitizadas de perfil cíclico y vinculadas con las energías renovables.

Estos son los factores que llevan a Sergio Ávila, analista de la firma, a señalar a Iberdrola y Solaria entre sus favoritas para este 2021 en el mercado español. En ambos casos señala que “unas corrección de precios sería una buena oportunidad para tomar posiciones”. No obstante, también incluye en el grupo a Acciona, de la que destaca su fuerte posicionamiento en EEUU.

Wall Street

Si bien desde el bróker no consideran “un cambio radical de posturas políticas en EEUU”, sí que consideran que la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca y el control demócrata del Congreso y el Senado facilitarán la adopción de estímulos, una relajación de las tensiones con China y una estrategia más clara de transición verde.

Con todo ello, Ávila desarrolla un escenario en el que ve al S&P 500 ampliando sus actuales máximos hasta el entorno de los 4.034 puntos siempre y cuando no pierda el soporte de los 3.546 puntos. En el caso del tecnológico Nasdaq 100, la continuidad alcista tiene techo para el experto en los 14.015 en los que sitúa su tesis más optimista. Antes bien, el índice tendrá que mantener los 12.240 puntos de soporte.

En cualquier caso, su consejo es mirar más allá de los tres grandes índices y apuntar hacia el Russell 2000, un índice que aglutina a las smallcaps más representativas de Wall Street. En su opinión, este es el segmento de mercado que más se tendría que beneficiar de la adopción de nuevos estímulos para el tejido empresarial, aunque advierte de la necesidad de “ser muy selectivo”.

Eso sí, Mendez advierte de que este escenario dependería de que no se materializara el cisne negro al que más miedo tienen de cara a este año: que la Reserva Federal de EEUU (Fed) cierre el grifo de la liquidez. En este sentido, una eventual subida de la inflación podría traducirse en un “cambio brusco de guion” que acabase “de golpe y porrazo” con las medidas al infinito desplegadas hasta ahora.

Cisnes negros

Otros de los eventos que frustrarían la remontada de las bolsas serían, según el experto de IG, la aparición de más revueltas sociales en África, el asesinato de Joe Biden, la fractura interna de la OPEP+, el fallo de las vacunas contra la Covid-19 o nuevas salidas de países miembros de la Unión Europea. Eso sin olvidar un posible recrudecimiento del pulso comercial entre China y EEUU.

Mientras que estos abismos se vayan esquivando, Ávila considera que el Ibex 35 tiene potencial de mejora siempre y cuando respete los soportes de los 7.995 – 7.665 puntos. En su tesis más optimista, incluso considera que el índice español podría echar el lazo a los 9.475 puntos, aunque reconoce que esta hazaña necesitaría del respaldo en bloque de la banca.

Favoritas

En este sector, BBVA es su valor favorito. A su cesta de elegidas para empezar el año, Ávila añade también a ACS, Cie Automotive, Fluidra y el tándem que conforman ArcelorMittal y Acerinox. Con un tono más defensivo, el experto confía en que Viscofan prosiga su remontada a salvo de la extrema volatilidad desatada en los mercados.

Además de la compañía especialista en piscinas, el analista elige otras compañías fuera del Ibex 35 con “buen aspecto técnico” y perspectivas “para seguir aportando rentabilidad a las carteras”. De este grupo forman parte, entre otras, la ferroviaria CAF, la automovilística Gestamp, la inmobiliaria Neinor Homes y las farmacéuticas Rovi y Oryzon Genomics.

Materias primas

Por lo que respecta a materias primas, el analista Diego Morín ve probable la continuidad del repunte de precios en granos agrícolas por cuestiones climatológicas, dificultades logísticas, tensiones comerciales entre China y EEUU y la debilidad del dólar.

Este último punto podría contribuir también en opinión del experto a que el oro vuelva a visitar los 2.000 dólares por onza a lo largo de 2021. En el caso de la plata, que apunta a ser uno de los activos protagonistas de este año, establece un rango objetivo entre los 35 y 40 dólares por onza.

En cuanto al mercado de divisas, Morín sitúa la clave en los movimientos que seguirán los bancos centrales. No obstante, considera que el euro podría estabilizarse en torno a la zona de los 1,25 – 1,30 dólares. La mayor volatilidad la prevé en la libra esterlina, ya que el Banco de Inglaterra no ha terminado de zanjar el debate en torno a la posibilidad de introducir tipos negativos, entre otros factores.