El consejero delegado de Repsol ha vuelto a acudir fiel a su cita trimestral de compra de acciones de la energética. Josu Jon imaz ha comunicado la adquisición de 5.000 acciones de la compañía, tal y como tiene por costumbre hacer cada tres meses, por las que ha desembolsado 41.850 euros.

Noticias relacionadas

Las compras tuvieron lugar el lunes 30 de noviembre, a un precio unitario de 8,37 euros, según consta en el formulario remitido por Imaz a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Con esta operación, previsiblemente completa sus movimientos en el capital social de Repsol por este año que ya toca a su fin.

Lo más destacable de la operación es el precio al que se ha ejecutado en la Bolsa de Madrid, que sin igualar los 8,75 euros por acción que desembolsó en su compra trimestral de mayo, sí que se sitúan en zona de máximos de cotización de los últimos cinco meses.

Rebote 'estratégico'

Así, el precio de esta transacción ha sido un 20% superior a la compra de 5.000 acciones del pasado agosto. Entonces, Imaz tan solo tuvo que desembolsar 6,98 euros por cada uno de los títulos adquiridos, como recogen los archivos de la CNMV consultados por Invertia.

Este encarecimiento se debe, en gran medida, a la expectación generada en torno al plan estratégico presentado por Repsol el jueves pasado y que tiene por horizonte el ejercicio 2025. Con 6.000 millones para el pago de dividendos y 18.000 millones para inversiones, las acciones de la energética se revalorizan un 56% en el último mes.

A pesar de este repunte, en lo que va de año Repsol pierde un 38% de su capitalización. Su gráfica comenzaba este 2020 del coronavirus al acecho de los 14 euros por acción, ahora apenas rebasa la cota de los 8 euros por título, una vez superado el susto de los futuros del petróleo en precios negativos por primera vez en su historia.

Cuatro años

Si se echa la vista más atrás, la primera compra de un paquete de 5.000 acciones de Repsol por parte de Imaz tuvo lugar en junio de 2016, según consta en los registros del supervisor de la bolsa. Desde entonces, con ligeras alteraciones en las fechas, pero nunca en la cantidad, se han ido produciendo movimientos de compra similares cada nuevo trimestre.

Entre unas adquisiciones y otras, el 'número dos' de Repsol ha ido recibiendo también títulos por el programa de incentivo para directivos de la energética, así como por el cobro de las diferentes ediciones del dividendo elección de la compañía. En este sentido, los registros del supervisor muestran que el pasado 14 de julio recibió 21.776 acciones en el marco de la última edición hasta la fecha del ‘scrip dividend’ de la compañía.

Dividendo elección

En solo unos días, el próximo 11 de diciembre, Repsol dará los detalles definitivos de su próximo dividendo elección. Más concretamente, el número de acciones necesario para acceder a un nuevo título de forma gratuita así como el importe asegurado para aquellos accionistas que prefieran el cobro en efectivo.

De momento, lo que se conoce es que es que el 16 de diciembre será el último día para hacerse con acciones de Repsol con derecho al cobro del dividendo. Los que elijan el cobro en efectivo recibirán su dinero el 12 de enero del año que viene, mientras que los que prefieran acciones -un grupo entre los que previsiblemente estará una vez más Imaz- las recibirán el día 28 del mismo mes.