Moderna se dispara un 8% en Wall Street y sus acciones marcan máximos históricos incluso por encima de 100 dólares, con cruces intradía hasta en los 103 dólares. La biofarmacéutica es blanco de una avalancha de compras después de haber anunciado una efectividad del 94,5% para su candidata a vacuna frente al coronavirus.

Noticias relacionadas

Aunque las alzas distan del 15% que aventuraban los futuros en el mercado Nasdaq, plataforma en la que cotiza Moderna, sus acciones llegaban a los 103,2 dólares en máximos intradía. Hasta ahora, su cierre más elevado tuvo lugar en los 94,85 dólares por título, del 17 de julio, cuando avanzó ya algunos detalles del estudio de su antígeno.

Cuando muchas posicines se habían desplazado desde Moderna hacia otras compañías del sector que ya habían anunciado los resultados de sus estudios de Fase 3, la compañía de Massachusetts reivindica su papel y vuelve a atraer a los inversores. Y es que estos datos superan los que hasta la fecha habían anunciado rivales como Pfizer, que hace una semana anunció una efectividad del 90% para su prototipo.

Ventajas

Además, Moderna ha exibidio algunas ventajas que presenta su antígeno respecto a otros que está estudiando la competencia. Muy especialmente, frente al de su rival estadounidense, que es el que más atención ha acaparado en las últimas jornadas.

Si la de Pfizer requiere mantenerse a 75 grados bajo cero para permanecer estable, la de Moderna puede hacerlo en temperaturas entre dos y ocho grados por un periodo de 30 días. Una circunstancia que facilitaría en extremo la logística de su transporte, distribución y suministro. Además, podría aguantar a una temperatura de 20 grados bajo cero por hasta seis meses.

Avance en Europa

Por si fuera poco, para devolver el optimismo inversor sobre la compañía, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha comenzado el proceso de revisión y análisis de los datos de la vacuna mRNA-1273 para la Covid-19 de Moderna. Este proceso es el primer paso para decidir si este antígeno se lanza al mercado cuando haya suficiente información clínica, esto es, cuando los ensayos se completen en su totalidad.

En este sentido, el Comité de Medicamentos de Uso Humano ha puesto en marcha un proceso de revisión continua. Esto se traduce en que, en adelante, analizará todos los datos que de los ensayos clínicos de esta vacuna para, en caso de demostrar eficacia, aprobar su salida al mercado cuanto antes.

Cortos y Rovi

Los analistas remarcan que estos datos son de vital importancia para Moderna, ya sus expectativas de futuro se basan fundamentalmente en el éxito de esta vacuna y el negocio asociado a la misma. Si los estudios hubiesen apuntando al fracaso del proyecto o cifras de efectividad más modestas, muy probablemente este lunes estaría siendo una delicia para los cortos, que controlan un 6,4% de su capital social.

Los avances difundidos por Moderna han tenido un efecto directo sobre la cotización de las bolsas mundiales, que descuentan un escenario en el que varias vacunas podrán acelerar la contención de la Covid-19. En el caso del mercado español, las alzas han llegado con fuerza a Laboratorios Rovi, cuyas acciones se disparaban un 8,6% al cierre.

El impulso para la farmacéutica madrileña viene del hecho de que en septiembre fue escogida por Moderna para el llenado de los viales de su vacuna que se distribuyesen en Europa. El acuerdo suscrito hace más de dos meses contempla el llenado y acabado de la vacuna candidata ARNm contra el Covid-19 mediante la "adquisición de una nueva línea de producción y equipos para la formulación, el llenado, la inspección visual automática y el etiquetado".