José Manuel Del Puerto Eduardo Ortega Socorro

Laboratorios Rovi ha anunciado este jueves un acuerdo de colaboración con Moderna para el rellenado y acabado "a gran escala" en sus instalaciones de Madrid de los viales de la vacuna del coronavirus que está desarrollando la estadounidense. Las acciones de la española se disparaban a máximos históricos en bolsa, más de un 9% hasta los 28 euros, aunque han cerrado en 27,5 euros (+7,4%).

Noticias relacionadas

El acuerdo contempla el llenado y acabado de la vacuna candidata ARNm contra el Covid-19. Rovi se ha comprometido a facilitar la capacidad de llenado y acabado de viales mediante la "adquisición de una nueva línea de producción y equipos para la formulación, el llenado, la inspección visual automática y el etiquetado".

El objetivo de este acuerdo es, según un comunicado de las dos compañías que ha visto la luz este jueves, "dar soporte a la producción de cientos de millones de dosis de la vacuna candidata para abastecer mercados fuera de EEUU a partir de principios de 2021". En este sentido, la farmacéutica española ha anunciado que "contratará el personal adicional necesario para llevar a cabo las operaciones de fabricación y producción".

Moderna ha justificado su alianza con Rovi por su "experiencia como fabricante global de productos farmacéuticos y su especialización en el llenado y acabado". En este sentido, subraya que la colaboración es clave para "establecer cadenas de suministro dedicadas que puedan satisfacer las necesidades de diferentes países y regiones".

Todo un golpe de efecto para la farmacéutica española, que hasta ahora parecía más rezagada en la carrera frente al coronavirus que algunas de sus compañeras de sector, como PharmaMar. Y es que, hasta ahora la única vinculación de Rovi en la lucha contra la enfermedad era la posible utilidad de algunas de sus heparinas para combatir ciertos efectos derivados de la infección en pacientes ya enfermos.

Apoyo del Ministerio de Sanidad

El consejero delegado de Rovi, Juan López-Belmonte, ha señalado que la vacuna de Moderna "es una de las más avanzadas en la carrera por resolver esta crisis sanitaria". Asimismo, ha señalado que en el caso de contar con las autorizaciones definitivas para el tratamiento, "nos ilusionaría enormemente poder formar parte de la solución a esta  pandemia que nos afecta a todos y apoyar a Moderna en su abastecimiento a gran escala".

Después de señalar al impulso que este encargo tendría para su área de fabricación, López-Belmonte ha agradecido al Ministerio de Sanidad y a la Agencia Española del Medicamento "su cercanía y apoyo durante todo este proceso que está siendo fundamental". En este sentido, desde el Gobierno se venía trabajando con ahínco en atraer hacia España alguno de los ensayos con la vacuna ARNm-1273, tal y como publicó Invertia.

En un comunicado, el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) han confirmado que han mantenido contactos con fabricantes, entre los que se incluyen estas Moderna y Rovi, para estimular las capacidades de fabricación españolas y facilitar así la interlocución de los diferentes actores que intervienen en la producción de la vacuna.

Desde el Gobierno se había descartado la posibilidad de hacerse con vacunas de Moderna, ya que la estadounidense obligaba al pago por adelantado de miles de dosis incluso antes de contar con las preceptivas autorizaciones sanitarias. En cualquier caso, ahora las condiciones han cambiado: todas las vacunas que se adquieran en Europa pasarán por la central de compras que ha dispuesto la Comisión Europea y de la que forma parte España. Habrá varios proveedores, y entre ellos podría estar Moderna.

Acuerdos a la espera

Además de con Rovi, el Ministerio de Sanidad ha promocionado los contactos entre los desarrolladores de la vacuna del Covid-19 con otras dos compañías: Normon y Reig Jofre

Al igual que la compañía madrileña, ambos laboratorios cuentan con instalaciones para el acabado y llenado de vacunas. De hecho, según ha podido saber Invertia, la catalana Reig Jofre está en negociaciones con varios de los desarrolladores del esperado antígeno para 'terminar' sus vacunas en España. 

En cambio, en el caso de Normon, no parece que se hayan producido novedades para cerrar un acuerdo, según fuentes del sector farmacéutico.