El sector inmobiliario español navega como puede en la crisis económica derivada de la pandemia y el mercado también ha castigado las empresas cotizadas del sector. Con dos excepciones: Neinor Homes y Aedas Homes, quienes junto a Árima Real Estate (+0,46%) son las únicas que han visto aumentar el precio de sus acciones este verano.

Noticias relacionadas

La promotora inmobiliaria liderada por Borja García-Egotxeaga ha subido un 23,68% entre el 20 de junio (precio a cierre del viernes 19) y el 21 de septiembre. El valor de sus acciones ha pasado de 8,91 euros a 11,02 euros en el parqué madrileño. En el caso de la comandada por David Martínez, su revalorización ha sido del 14,85% (de 16,3 euros a 18,72 euros) en el periodo estival.

Durante estos meses de confinamiento y posterior desescalada (con posible vuelta al confinamiento, quién sabe) los españoles hemos pasado muchas más horas en casa y sus deficiencias nos han golpeado en la frente una y otra vez. De ahí que muchos hayan decidido cambiar de vivienda para contar con más metros, espacios al aire libre, una mayor eficiencia, menos ruidos…

La obra nueva y las casas a las afueras de la ciudad se han erigido como las grandes protagonistas del mercado inmobiliario. El bursátil tampoco ha reaccionado y ha visto una oportunidad en estas dos promotoras.

Las virtudes de Neinor y Aedas

Fuentes de Neinor Homes explican a este medio que “nuestros datos avalan el buen comportamiento de nuestro producto durante el verano”. En los seis primeros meses del año ha alcanzado unas preventas de 686 unidades, que es un volumen similar al del primer semestre de 2019, y la tendencia durante julio y agosto ha seguido siendo buena y continuado esta misma línea.

“Esto en nuestra opinión es reflejo no solo del concepto obra nueva, sino del acierto en las localizaciones donde promovemos, el producto que desarrollamos y el plan comercial y de precios implantados en la compañía”, indicen desde la promotora vasca.

El CEO de Aedas Homes, David Martínez, destaca a Invertia que “el balance del verano ha sido realmente bueno para nosotros”. En este periodo, añade, “hemos constatado que el interés por la vivienda nueva no solo se ha mantenido, sino que se ha incrementado”.

La mejor prueba de ello se ha reflejado, según David Martínez, en la reactivación de la actividad comercial. Aedas Homes batió en julio y agosto su récord de ventas, con un 20% más de operaciones respecto al mismo periodo de 2019. “Y en lo que va de septiembre esta tendencia positiva ha continuado”, celebra el CEO de la promotora.

Todo estos datos confirman, finaliza David Martínez, “la acertada estrategia de negocio de Aedas Homes, centrándonos principalmente en el segmento de la demanda de perfil medio-alto (abundando el cliente de reposición) y en los mercados inmobiliarios y económicos más dinámicos de España”.

La otra obra nueva

El ámbito de la obra nueva en el mercado bursátil español no es exclusivo de Neinor Homes y Aedas Homes. Ahí están también Metrovacesa, Insur, Montebalito, Quabit y Realia. Sin embargo, el mercado no las ha respaldado de la misma manera que a las dos primeras durante el verano. En concreto, todas ellas han registrado pérdidas en el valor de sus acciones en estos tres meses.

Metrovacesa se muestra positiva a pesar de su evolución bursátil. Fuentes de la promotora comentan a Invertia que “el sector inmobiliario cuenta con unos fundamentales sólidos y la banca posee buenos niveles de liquidez y solvencia, lo que ayuda a nuestro sector a continuar registrando cifras positivas y en línea con los meses anteriores al inicio de la pandemia”. Por tanto, “confiamos en la fortaleza del sector inmobiliario y en su papel como uno de los principales dinamizadores de la economía tras esta crisis”.

Promoción de viviendas Natura Homes I en Urduliz (Bizkaia) de Neinor Homes. Neinor Homes

Quabit explicó recientemente en la presentación de resultados del primer semestre que ha tenido una “recuperación de los niveles de preventas, aunque no lo suficiente para solventar la caída experimentada durante el estado de alarma debido a que la demanda se muestra muy sensible a la incertidumbre económica”.

Tanto Quabit como Metrovacesa han sufrido especialmente en su cartera de suelos. Por un lado, la promotora presidida por Félix Abánades ha dotado una provisión por el deterioro del valor del suelo por importe de 37,6 millones. Por otro, la dirigida por Jorge Pérez de Leza anotó un deterioro de 58,3 millones en el valor de tasación de su cartera de terrenos en los resultados del primer semestre.

El alquiler, castigado

Dentro del sector inmobiliario español con presencia en el parqué, las empresas dedicadas al alquiler, ya sean activos residenciales, logísticos u oficinas, han sufrido más durante el verano. Cierres temporales de actividades, negociaciones de rentas, teletrabajo… no ha sido una época sencilla. El mercado bursátil no ha sido ajeno a esta situación, aunque desde las compañías destacan su recuperación.

Pese a que la socimi Árima Real Estate ha logrado capear el temporal con una ligera subida en verano del 0,46%, el resto de las cotizadas han cerrado este periodo con signo negativo. Aquí se incluyen Colonial, Lar España y Merlin Properties. Renta Corporación está focalizada en la compra y venta de edificios, pero entró en el mercado del alquiler a través de su socimi Vivenio.

Merlin Properties admite que “para todos este ha sido un verano inusual especialmente marcado por la incertidumbre que la llegada de la Covid-19 ha traído consigo pero, independientemente de esto, el mercado está siguiendo una tónica absolutamente pre-Covid”. De hecho, explica a Invertia, “en los contratos se están manteniendo las condiciones originalmente acordadas”.

Pese a las caídas en bolsa, la socimi dirigida por Ismael Clemente asegura que “nuestra ventaja es que los inquilinos de Merlin Properties son casi todo compañías que operan en sectores menos vulnerables a la pandemia quienes, tras el confinamiento, han retomado su nivel de actividad con una ocupación de los edificios que comienza a ser bastante alta, pese a los problemas sanitarios que continuamos teniendo”.

Imagen de Torre Chamartín, propiedad de Merlin Properties. Merlin Properties.

Desde Lar España fuentes de la compañía indican a Invertia que ha mantenido durante el verano un “relevante ritmo de recuperación de ingresos que ya había consolidado durante el primer semestre, que cerró con un alza del 22,4%, hasta 47,9 millones de euros”. Del mismo modo, ha logrado aumentar la afluencia a sus centros comerciales y actualizar los contratos de arrendamiento de prácticamente la totalidad de la superficie.

Después de repartir 55 millones de euros en dividendos y con un impacto estimado en las rentas totales de 2020 sobre los acuerdos establecidos por debajo del 3% hasta el momento, Lar España afirma que “nuestra estrategia, tipología de activos y generación recurrente de ingresos nos proporciona una alta capacidad de resiliencia a corto y medio plazo”.