Metrovacesa ha registrado unas pérdidas de 75,9 millones de euros en los primeros seis meses del año, frente a los 6 millones de beneficio en el primer semestre de 2019, a pesar de haber aumentado sus ingresos en casi 15 millones de euros (hasta 96,3 millones de euros) con respecto al mismo periodo de 2019.

Noticias relacionadas

La promotora inmobiliaria ha destacado que "el impacto del Covid-19 en el sector ha condicionado la valoración de los activos ya que, actualmente, se asumen plazos ligeramente superiores en los periodos de venta, así como en la obtención de licencias", según reflejan la presentación de resultados remitida este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El suelo es uno de los grandes motivos de estos resultados. La inmobiliaria se anota un deterioro de 58,3 millones en el valor de tasación de su cartera de terrenos, tanto residenciales como terciarios que, a cierre de junio, presentaba un valor de 2.626 millones de euros, un 3% menos respecto a la conclusión de 2020.

Pese a ello, la compañía ha incrementado su posición de caja hasta alcanzar los 302 millones de euros, frente a los 109,6 millones de euros del mismo periodo de 2019. Por otro lado, su ratio de apalancamiento (loan to value) se situó en un 5%, manteniéndose como uno de los más bajos del sector, según ha destacado en su nota de prensa.

La deuda neta, por su parte, alcanzó los 141,1 millones de euros. La compañía no tiene previsto ningún repago de deuda significativo para el corto plazo y cuenta con 325 millones de préstamos al promotor disponibles para financiar las obras de sus promociones. En mayo ya anunció que retrasaba su decisión sobre el dividendo al segundo semestre para analizar el impacto del coronavirus.

Cancelaciones y recuperación de demanda

La demanda de vivienda ha mostrado "prometedores síntomas de recuperación" durante junio -tendencia que continúa durante julio- y ha alcanzado niveles pre-covid, tanto para clientes tradicionales como para clientes institucionales.

Metrovacesa cierra así el primer semestre del ejercicio con una cifra bruta de ventas de 492 unidades y una cartera acumulada de pre-ventas de 2.195 unidades, equivalente a 619 millones de euros de ingresos futuros y que representan el 43% de la cartera total de la compañía en comercialización (5.094). En cuanto al suelo, ha realizado ventas por valor de 49 millones de euros.

En términos de entregas, la promotora ha cerrado los primeros seis meses del año con 226 unidades, frente a las 32 entregadas en el primer semestre de 2019. No obstante, ha sufrido 200 cancelaciones, hecho que la promotora achaca al Covid-19.

Por otro lado, Metrovacesa contaba a 30 de junio de 2020 con 3.463 unidades en construcción, correspondientes a 44 proyectos. Asimismo, durante el primer semestre del año, inició los trabajos de obra de varios proyectos nuevos, equivalentes a 344 unidades.

La compañía ha explicado que mantendrá una estrategia prudente a nivel operativo, con la flexibilidad para acelerar su plan de negocio tan pronto como la visibilidad mejore y con capacidad para adaptar sus productos a las nuevas tendencias de la demanda.