MásMóvil registró un beneficio neto ajustado de 73 millones de euros durante el primer semestre de este año, lo que supone un incremento del 36% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, al tiempo que alcanzó unos ingresos por servicios de 817 millones de euros, un 19% superiores a los de un año antes.

La compañía, que ha confirmado sus previsiones para 2020-2021 a pesar del impacto del Covid-19, obtuvo un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 277 millones de euros, lo que se traduce en un avance del 28%, según ha informado la firma.

A pesar de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, MásMóvil ha asegurado que continúa manteniendo su crecimiento en captación de clientes de banda ancha fija y móvil y en sus principales parámetros financieros. Entre enero y junio, los ingresos totales fueron de 898 millones de euros, un 13% más que el mismo periodo del año pasado.

MásMóvil continúa manteniendo su "buen momento comercial" y cerró el primer semestre del año con 634.000 altas netas sumadas en el periodo entre postpago móvil y banda ancha fija.