La oferta pública de adquisición (opa) de KKR, Providence y Cinven por MásMóvil está más cerca de materializarse. El Gobierno ha dado este martes su aprobación a una puja que está pendiente del visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que valora la 'teleco' en unos 3.000 millones de euros.

Noticias relacionadas

El visto bueno del Gobierno de España, necesario por ser un sector sensible en el que las inversiones procedentes de fuera de la Unión Europea (UE) están limitadas al 10% del capital social, se recoge en las referencias del Consejo de Ministros de este martes, que ha estado centrado en medidas de protección social y económica frente al Covid-19.

De este modo, el Consejo de Ministros autoriza la toma de MásMóvil Ibercom por parte de Lorca Telecom Bidco, la sociedad específicamente creada por los tres fondos de inversión internacionales para hacerse con el control de la operadora. La luz verde ha llegado previo informe favorable de la Junta de Inversiones Exteriores, recoge la referencia.

A la espera de la CNMV

A falta del visto bueno definitivo de la opa por parte de la CNMV, los tres fondos lanzaron su oferta por el 100% de MásMóvil el pasado 1 de junio. Sobre la mesa, un importe máximo de 2.963,57 millones de euros que se traduce en 22,50 euros por acción. Un precio que, sin embargo, la cotizada supera en bolsa desde ese día.

En este sentido, aunque la operación ha sido negociada de forma amistosa con el consejo de administración y el equipo gestor de MásMóvil, los inversores parecen querer forzar una mejora de precios, puesto que el articulado inicial del folleto de la operación hacía referencia a un máximo de 26 euros por título como tope para que los compromisos de venta conseguidos pudieran cambiar de parecer si llegaba una oferta rival.

La operación está supeditada a una aceptación mínima del 50% más una acción, pero ya cuenta con el respaldo del 30% del accionariado actual, entre los que se encuentra el 21% en manos de inversores españoles y el 9% de Providence. Entre los primeros figuran Onchena, que es actualmente el mayor accionista de MásMóvil con un 13,2% del capital, así como Key Wolf e Inveready, sociedades vinculadas a su equipo ejecutivo que poseen un 5,03% y un 2,09% de sus títulos, respectivamente.

Estos últimos rompieron recientemente su pacto de sindicatura de inversión con el objetivo de poder disponer libremente de sus acciones en el mercado y acudir individualmente a la oferta de los fondos.