Movimiento clave en la cúpula de MásMóvil. Los accionistas consejeros de la compañía han decidido rescindir el pacto de sindicación que sellaron en octubre de 2016, y que fue modificado en enero de 2019, en plena oferta pública de adquisición (opa) sobre el valor. En pleno estudio de la puja, los dueños de cerca de un 20% del capital de la 'teleco' podrán disponer con libertad de su cartera.

Noticias relacionadas

Esta ruptura de la sindicación explica los movimientos de venta y reestructuración de posiciones de la que el vicepresidente segundo de la compañía, Josep María Echarri, ha dado cuenta recientemente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y se hizo eco Invertia. De hecho, estas operaciones se celebraron el pasado 24 de junio, fecha en la que según se ha conocido este martes se procedió a la resolución y terminación del pacto de accionistas.

Hasta ahora, formaban parte de este acuerdo Inveready, sociedad del vicepresidente segundo del consejo de administración Josep Maria Echarri; Key Wolf, sociedad del vicepresidente primero, José Poza, y Onchena, sociedad limitada que gestiona el patrimonio de la familia Ybarra Careaga. En virtud de esta sindicatura coordinaban su posición y voto sobre aspectos varios que pudieran afectar a la compañía.

En este sentido, destaca que su disolución llega mientras la CNMV sigue estudiando la oferta presentada por los fondos KKR, Cinven y Providence sobre MásMóvil, que precisamente ha creado una comisión delegada en el seno de su consejo de administración para seguir todo lo referido a esta opa.

Pacto modificado

El 16 de enero de 2019 se anunció una modificación de los términos del acuerdo de sindicatura, que incluía la desvinculación de alguno de sus miembros, como Norsis Creaciones y Asesoramiento y Planeamiento. Otros se incorporaron, aunque en total se redujo su peso final sobre el accionariado de la compañía.

Entre los que se mantienen: Onchena, que es actualmente el mayor accionista de MásMóvil con un 13,2% del capital, así como Key Wolf e Inveready, que poseen un 5,03% y un 2,09% de la empresa, respectivamente y según las últimas notificaciones remitidas a la CNMV.

La opa formulada por los fondos KKR, Cinven y Providence lanzaron el pasado 1 de junio ofrece 2.963,57 millones de euros por el control de MásMóvil, lo que se traduce en 22,5 euros por cada acción de la compañía. Sin embargo, varios fondos accionistas están maniobrando para conseguir una subida en este precio, pues los oferentes tendrían margen para acercarse más hacia los 26 euros por título que han puesto como tope a una posible guerra de contraofertas.