Las grandes promotoras inmobiliarias, a excepción de Quabit, han presentado sus resultados relativos al primer semestre. Tras unos meses complicados por el estado de alarma, todas apuntan a una recuperación de la actividad, tanto en la construcción como en la venta. La gente que tiene pensado comprar una vivienda en su gran mayoría mantiene la idea, salvo novedades laborales que lo impidan, y el sector inmobiliario lo sabe.

Noticias relacionadas

Está preparado. Lejos del desfase y desenfreno de los primeros años de este milenio, las grandes promotoras que han cogido el testigo de las caídas durante la crisis han aprendido la lección y sus carteras de suelo están bien surtidas desde la prudencia.

Entre Metrovacesa, Neinor Homes, Vía Célere, Aedas Homes y Quabit suman casi 13 millones de metros cuadrados de suelo en los que calculan que podrían construir más de 90.000 viviendas.

La promotora que cuenta con una mayor cartera de suelo es Metrovacesa, con 6 millones de metros cuadrados y una estimación de 36.000 unidades a desarrollar que puede variar en el tiempo según el tipo de proyecto y la superficie máxima edificable, tal y como indica en la presentación de los resultados del primer semestre. Todo ello a pesar de haber realizado ventas por valor de 49 millones de euros.

Las cifras de la compañía dirigida por Jorge Pérez de Leza distan bastante de las que presentan las otras grandes promotoras nacionales, sobre todo en cuanto a metros cuadrados de suelo. La siguen, por este orden, Vía Célere, Aedas Homes, Neinor Homes y Quabit.

En el caso de Neinor Homes, la cartera de suelo de la compañía está formada por más de 180 promociones. Está distribuida en cinco regiones de actividad de la compañía, que son Madrid, Cataluña, País Vasco, Valencia y Andalucía

Aedas Homes también cuenta con un distribución bastante amplia de sus suelos en cartera. En su presentación de resultados divide el territorio nacional en otras cinco zonas diferentes: Centro, Cataluña, Este, Andalucía y Costa del Sol.

¿Es mucho o es poco?

Estas cinco promotoras entregaron 3.789 viviendas en 2019 y en la actualidad suman otras 21.011 unidades en diferentes procesos de construcción. En concreto, 5.084 Metrovacesa, 5.000 Neinor Homes, 4.640 Aedas Homes, 4.450 Vía Célere y 1.837 Quabit. A este ritmo de producción, cuentan con una cartera de suelo para tres años vista sin compras ni ventas. El sector mira al pasado y recupera su mensaje de prudencia y responsabilidad.

Los tiempos locos de la construcción pasaron. En 2006 se otorgaron 685.561 visados de obra nueva, según datos oficiales del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. En 2007 cayeron a 651.427 y en 2008 no llegaron a los 265.000.

Ha pasado más de una década y en los últimos años el número de visados han ido creciendo paulatinamente: 64.038 (2016), 80.786 (2017), 100.733 (2018) y 106.266 (2019). Este año había empezado a un ritmo que superaba los 8.000 los primeros dos meses del año, pero luego pasó lo que todos sabemos y el número descendió hasta caer por debajo de los 4.000 en marzo.

La Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) calcula que el ritmo adecuado de construcción debería llegar a las 150.000 viviendas visadas al año en nuestro país. Su presidente, José Antonio Gómez-Pintado, explicó en una entrevista a Invertia que este sector podría ser "un gran generador de empleo y actividad económica" para salir de la crisis.

Las grandes promotoras parece que mantienen sus prudentes previsiones de construir con un elevado nivel de pre-ventas, sin grandes locuras. Parece que por fin las administraciones públicas (estatales y regionales) se han animado a dar un empujón al parque de vivienda pública, sobre todo el alquiler. Quizá así se logre aumentar la oferta para disminuir los precios, tanto de alquiler como de compra, en las zonas más tensionadas.