Sevilla

El Palacio de la Moncloa será escenario hoy de un nuevo capítulo para la industria aeronáutica española. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el CEO de Airbus, Guillaume Faury, se reencontrarán para abordar el futuro del grupo europeo marcado por el impacto del coronavirus y los drásticos ajustes anunciados en sus áreas de Civil y Defensa.

Noticias relacionadas

Pese a que ambas partes ya han abordado la problemática que supondrá 1.622 despidos en todo el territorio español, esta vez Airbus pisará la sede de la Presidencia del Gobierno con importantes peticiones bajo el brazo. Entre ellas, reclamará la compra de productos militares o ayudas específicas para las aerolíneas, heridas de gravedad ante la crisis del Covid-19.

Fuentes de la negociación han confirmado a Invertia que el gigante aeronáutico planteará además incentivos económicos para compensar la reestructuración anunciada. Sin embargo, según apuntan las citadas fuentes, no está en los planes de Airbus retirar los ajustes planteados.

Este encuentro se produce tras conversaciones anteriores entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el gigante aeronáutico. Según avanzó Invertia, ambas partes plantearon ampliar la participación de España en el accionariado de Airbus, propuesta que en su día ganó mucho peso en las negociaciones.

La decisión de que el Ejecutivo dotara con 10.000 millones a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para ayudar a empresas estratégicas aclaró esta operación que supondría un gesto de enorme valor para los planes futuros de la compañía en España.

Plan industrial para Airbus

Mantener la esperanza es la actitud que están tomando desde las organizaciones sindicales. De forma conjunta, CCOO y UGT confían en que la reunión entre Sánchez y Faury se salde con un plan estratégico nacional y un plan industrial para Airbus, todo ello en consenso con los representantes de los trabajadores.

Coinciden en el necesario incremento que debe darse en materia de defensa por lo que esperan una línea de actuaciones que permita afrontar a las plantas Airbus y a toda la cadena de valor la crisis provocada por la pandemia: desde el mantenimiento del empleo, centros de trabajo y de todas las empresas auxiliares.

“El dinero de los contribuyentes debe estar bien invertidos para generar industria, investigación y desarrollo”, defienden las organizaciones sindicales que reclaman igualmente que la colaboración público-privada se configure en torno a un plan para garantizar un proyecto industrial y recuperar los niveles de la industria española en el mercado internacional.

Gran manifestación contra los ajustes

Y mientras las negociaciones continúan, el calendario de movilizaciones sigue configurándose. Hace una semana, trabajadores y el sector en su conjunto salieron a las calles en protesta del plan de ajustes mientras reclamaban su inmediata retirada. De no ser así, los sindicatos amenazaron con una gran manifestación en septiembre.

Pese a que las concentraciones se convocaron en distintos puntos de España, la noticia estuvo en Sevilla. Los organizadores optaron por suspenderla al registrarse un positivo en Covid-19 entre los trabajadores de la planta de Tablada, lo que obligó a aislar a otros 50 compañeros del mismo centro.

Fuentes de la compañía aclararon a Invertia que el empleado que dio positivo no había estado presencialmente en el centro de trabajo. Pese a ello, se activó el protocolo sanitario de “desinfección y limpieza especial” de la zona para reducir los riesgos de contagio.