Sevilla

La manifestación de Sevilla contra los recortes anunciados por Airbus ha sido suspendida tras detectarse un caso positivo en Covid-19 en uno de los trabajadores de la factoría de Tablada, que también ha obligado a aislar a otros 50 empleados del mismo centro. 

Noticias relacionadas

Así lo han confirmado fuentes de organizaciones sindicales a Invertia horas antes del inicio de la manifestación en defensa del empleo en el sector.  Pese a la suspensión, se mantiene el resto de esquema previsto para la jornada: los paros en las plantas sevillanas y las manifestaciones en el resto de ciudades.

Pese a que la concentración se ha mantenido en el sitio previsto del inicio de la manifestación, los trabajadores presentes han asegurado que han tomado la decisión por responsabilidad asegurando que la celebrarán de cara al futuro. 

Respecto a las protestas, la de Getafe ha iniciado la jornada de huelga a las 9:00 horas cuyo recorrido va desde la factoría Airbus hasta el ayuntamiento de la localidad. En el caso de Albacete, los empleados han convocado una concentración a las puertas del consistorio a las 12:00 horas.

En Andalucía, la de Cádiz comienza a las 11:30 horas y transcurrirá desde la Plaza de Asdrúbal hasta el ayuntamiento mientras que la de Sevilla tenía previsto iniciarse a las 12:00 horas en la Avenida Blas Infante y terminará en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Comunicación entre sindicatos, administraciones y Airbus

Tras la jornada de protestas, los representantes sindicales del sector se han reunido con el consejero andaluz de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco. En la reunión que ha acogido el Parlamento andaluz, han coincidido en la preocupante situación por la que está pasando la industria cuyos problemas se han visto acelerados por la pandemia.

Ante el desplome de la actividad de las líneas aéreas comerciales y la reducción del número de aviones, ha expuesto el consejero andaluz tras la reunión, la Junta de Andalucía está en contacto permanente con el Gobierno central, Airbus y todo el sector.

El objetivo a seguir es, según han subrayado desde la administración andaluza, “sumar fuerzas e intentar que la pérdida de empleo sea la menor posible y la actividad siga en Andalucía, se fortalezca y crezca”. En este sentido han coincido los sindicatos reclamando de forma conjunta que se garantice el futuro del sector aeroespacial.

Como soluciones, UGT y CCOO han abogado por desarrollar el plan estratégico del sector diseñado desde Andalucía para lo que han reclamado el paso al frente de la Junta. De no hacerlo, han asegurado, “tendrá un impacto estructural y afectará irreversiblemente al empleo y a la economía andaluza".