Sevilla

Los trabajadores de todas las plantas de Airbus en España y el sector en su conjunto están llamados este jueves a las calles para protestar en una jornada de huelga. El motivo: el rotundo rechazo a los ajustes planteados por la compañía que afectarán a 1.622 trabajadores en las divisiones de civil y defensa.

Noticias relacionadas

El pistoletazo de salida del calendario de movilizaciones fue el pasado 14 de julio cuando los trabajadores de los centros acordaron en asamblea acciones para evitar que el sector y su industria auxiliar quedaran en jaque mate.

Ante ello, la teoría pasa este jueves a la práctica con manifestaciones en las ciudades que quedarían heridas de gravedad ante la reestructuración planteada por el gigante aeronáutico: Albacete, Getafe, Sevilla y Cádiz.

Fuentes de organizaciones sindicales han precisado a Invertia que tras las protestas, los representantes de la plantilla se reunirán con administraciones locales y autonómicas para abordar la crítica situación y su peligro de caer.

Respecto a las protestas, la de Getafe será la que inicie la jornada de huelga a las 9:00 horas cuyo recorrido partirá desde la factoría Airbus hasta el ayuntamiento de la localidad. En el caso de Albacete, los empleados han convocado una concentración a las puertas del consistorio a las 12:00 horas.

En Andalucía, la de Cádiz comenzará a las 11:30 horas y transcurrirá desde la Plaza de Asdrúbal hasta el ayuntamiento mientras que la de Sevilla se iniciará a las 12:00 horas en la Avenida Blas Infante y terminará en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Precisamente, a la cita andaluza para la defensa de la industria aeronáutica asistirán la secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López y la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, en Sevilla, o el propio alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, en la capital gaditana.

El ajuste de Airbus en cifras

Airbus ha confirmado que las plantas españolas deberán afrontar un ajuste adicional de 900 puestos de trabajo que se suman a los 722 ya contemplados para el área de defensa y hacen un total de 1.622 empleos.

El último ajuste anunciado afectaría a la división de aviación comercial y supondría el despido de 445 trabajadores en Getafe (Madrid), 283 en Illescas (Toledo) y 151 en Puerto Real (Cádiz). De estos, 521 correspondían a los trabajadores de taller mientras que los 368 restantes serían para los empleados de oficina.

Desde la compañía han transmitido a los representantes de los empleados que hay compromiso de mantener todos los centros, descartando así el cierre en aquellos que podrían quedar en una situación crítica. Así, el objetivo ahora es mantener los parámetros de todos los centros de trabajo.

Ante esta situación, los representantes de los empleados han expresado que si la compañía no retira el plan de despidos se celebrará una segunda manifestación en septiembre. De nuevo, está llamada la totalidad de la industria para lo que también piden la implicación de todas las administraciones.

Igualmente, los sindicatos reclamaron la intervención de los gobiernos para frenar un efecto dominó de despidos y cierres de empresas. Junto a ello, un plan de ayudas y un segundo de carácter industrial con medidas temporales que hagan que el sector salga fortalecido.