Neinor Homes ha anunciado la compra del 75% de Renta Garantizada, una compañía de gestión de alquileres a clientes institucionales y privados, según ha remitido este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Noticias relacionadas

Con esta adquisición estratégica, Neinor integra una compañía operativa a su plataforma de alquiler, Neinor Rental. "El objetivo es consolidar su apuesta por el sector residencial de alquiler en España, cubriendo toda la cadena de valor desde la adquisición de suelos hasta la gestión de propiedades y activos", ha señalado la promotora.

La plataforma de alquiler será complementaria a las existentes de Servicing y de
Promoción Residencial, y fortalece la posición de Neinor como el grupo residencial líder
en España.

En la actualidad, Renta Garantizada tiene más de 2.500 viviendas bajo gestión y ha triplicado su tamaño desde 2014. De hecho, registró un Ebitda aproximado de 500.000 euros en 2019.

5.000 viviendas en cinco años

El consejo de administración de Neinor Homes aprobó en febrero de este año la creación de Neinor Rental, una división dedicada al alquiler (build to rent, por su expresión en inglés).

Desde el primer momento, los directivos de la compañía quisieron dejar claro que “no es un cambio de estrategia, sino una nueva línea que añada valor sin comprometer el plan de negocio ni el dividendo”. “Somos una promotora, pero navegamos a favor de las tendencias y una de ellas es el alquiler”, afirmó el CEO de la compañía, Borja García-Egotxeaga, durante la presentación de resultados anuales.

La promotora explicó que con esta nueva división entraba a suplir "una demanda latente que ayudará a crear nuevo valor adicional a la empresa". En febrero marcó el claro objetivo de llegar a las 5.000 unidades en los próximos cinco años, y con un porfolio inicial de 1.200 viviendas.

La primera fase de esta nueva línea de negocio de Neinor Homes pondrá en el mercado de alquiler 611 viviendas distribuidas en cuatro localizaciones: Málaga (113), Valencia (214) y otras 284 en las localidades madrileñas San Sebastián de los Reyes y Parla. Estarán listas en 2021 y 2022. En una segunda fase (ya en diseño) llegará a las 1.200 viviendas totales y a largo plazo el objetivo es alcanzar las 5.000.

La entrada en el negocio del alquiler se sitúa como una actividad totalmente complementaria al “core business” de la compañía, que seguirá siendo el desarrollo del negocio residencial.