La euforia vuelve a Wall Street gracias a Gilead Sciences. Los inversores solo tienen ojos para la farmacéutica que parece tomar la delantera en la lucha contra el coronavirus. La insistencia de la Reserva Federal de EEUU (Fed) en usar cuantas herramientas sean "necesarias" para amortiguar el impacto de la infección espolea las ganancias.

Noticias relacionadas

Los avances de la farmacéutica eclipsan todas las demás referencias de la sesión, si bien las cotizadas que han publicado su balance trimestral dan cuenta de la marcha de sus negocios en una mayor o menor celebración. Las acciones de Gilead Sciences han subido un 5,6% después de haber anunciado que el retroviral remdesivir ha conseguido el alta hospitalaria para pacientes "gravemente enfermos" del Covid-19 en un 52% de los casos tras un tratamiento de cinco o diez días.

Con la esperanza de una pronta cura para la epidemia que golpea la salud y la economía mundial, el Dow Jones sube un 2,21% y supera los 24.600 puntos. El S&P 500 gana un 2,66% y se asoma ya a la recuperación de los 3.000 puntos. El tecnológico Nasdaq coge carrerilla hasta los 8.914 enteros, un 3,57% al alza.

Con este tono, el dato preliminar del PIB de la primera economía del mundo en el primer trimestre pasa casi inadvertido. A pesar de que se estima una contracción del 4,8% que supera con holgura el 4%.

No obstante, los analistas apuntan a que este dato puede convertirse en un revulsivo para que la Fed insista en su compromiso con la economía nacional y el dólar. En este sentido, el trabajo duro ya está hecho por parte del banco central americano, que ha insistido en sus medidas al señalar que "está comprometida a usar todas las herramientas a su disposición para apoyar la economía de EEUU en estos momentos desafiantes".

Aluvión de resultados

La matriz de Google (+8,89%) toma este miércoles el relevo en la temporada de presentación de resutlados. Alphabet ha anunciado un beneficio neto de 6.836 millones de dólares, un 2,7% más que en el primer trimestre del año pasado. A pesar del impacto en publicidad, la tecnológica logró un 13,3% más ingresos, hasta 41.159 millones.

Sin salir del sector, iRobot (-1,3%), el fabricante de los conocidos robots de limpieza Roomba, registró pérdidas de 18,1 millones de dólares en el primer trimestre del año. Una entrada en números rojos que ha precipitado un plan de ahorro de costes que también contempla despidos para 70 de sus empleos, lo que supone un 5% de su plantilla.

El conglomerado industrial General Electric (-3,24%) también ha presentado su balance de los tres primeros meses del año: un beneficio neto de 6.156 millones de dólares que supone un 73,4% más que hace un año debido a la venta de la filial BioPharma contabilizada en este periodo. Mientras tanto, los ingresos menguan un 7,5% hasta los 20.524 millones.

La aeronáutica Boeing (+5,8%) también ha dado cuenta de sus cifras de un primer trimestre marcado por el frenazo en las órdenes de nuevos aviones y los problemas de seguridad de su modelo 737 MAX, que sigue sin permiso para volver a echar el vuelo meses después de los accidentes en los que algunas de estas aeronaves se vieron implicadas. Entre enero y marzo, ha perdido 641 millones de dólares frente a unas ganancias de 2.149 millones del año anterior.

Por su parte, Tesla aguarda un 4% antes de publicar unas cuentas que reflejan una ganancia de 9 centavos por acción, frente a la pérdida de 2,9 del mismo período del año anterior. Los bajistas y las recientes rebajas de recomendaciones de inversión que sufre la compañía tendrán su prueba de fuego después de un rally de más del 200% para el fabricante de vehículos eléctricos en el último año.