El producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos registró una contracción anualizada del 4,8% en el primer trimestre del año como consecuencia del impacto de la pandemia del Covid-19, frente al crecimiento del 2,1% observado en el trimestre inmediatamente precedente, según la primera estimación del dato publicada este miércoles por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno (BEA, por sus siglas en inglés).

Noticias relacionadas

El organismo sin embargo, ha alertado de los efectos económicos completos de la pandemia no se pueden cuantificar ya que los datos en los que se basa todavía están incompletos y tardarán en actualizarse.