La fusión de MásMóvil con Euskaltel es cuestión de semanas. Todo parece indicar que este martes el consejo de ministros dará luz verde a la operación, con lo que solo faltaría la aprobación de la CNMV. Si se cumple el calendario, la nueva operadora podría comenzar su integración formal antes de un mes.

Noticias relacionadas

Con todas las autorizaciones en regla, MásMóvil comienza una nueva etapa en la que la suma de Euskaltel, por poco menos de 2.000 millones de euros, será clave en su objetivo de convertirse en el segundo operador de España, solo por detrás de Telefónica y superando a Orange y Vodafone.

Un objetivo que la empresa podría alcanzar en dos años, según las fuentes consultadas, y que además se lograría solo con crecimiento orgánico y sin fusiones ni integraciones.

Tras el anuncio de la operación hace menos de tres meses, en el sector se especuló con que la adquisición de Euskaltel era el camino largo, o el plan B, que tomaba MásMóvil para volver a intentar comprar Vodafone España en dos o tres años, cuando tuviese más músculo financiero y mejores armas para enfrentarse como comprador a una operación con la compañía británica.

Sin embargo, el objetivo de MásMóvil es alcanzar este hito sin ningún tipo de operación corporativa. La apuesta es ser el segundo operador español solo ganando clientes y cuota de mercado a Vodafone y Orange, dos rivales que según las previsiones podrían seguir perdiendo músculo comercial en los próximos años. 

Aumento de clientes

Algunas fuentes consultadas por este diario indican que este objetivo es perfectamente alcanzable si se mantienen las proyecciones de crecimiento de MásMóvil y Euskaltel, que, junto a Digi, son las que más clientes han ganado en 2021.

Entre enero y mayo, MásMóvil ganó 163.000 líneas sumando las altas de móvil y de fijo, mientras que las altas por portabilidad de Euskaltel sumaron 101.600. En total, las dos operadoras ganaron 263.600, por encima de las fuertes caídas de Orange, Vodafone y Telefónica. Solo Digi podría seguir este ritmo de crecimiento con 158.500 altas netas.

Si llevamos la comparación a los ingresos, Digi, MásMóvil y Euskaltel, en este orden, fueron los únicos que crecieron. MásMóvil registró entre enero y marzo unos ingresos de 527 millones, un 18% más; mientras que Euskaltel alcanzó unos ingresos de 174 millones en el primer trimestre, un 1,4% más. 

Digi aumentó sus ingresos un 24,5%, hasta 77,8 millones de euros, mientras que Orange España los redujo un 7,4% en el primer trimestre, hasta 1.188 millones; Vodafone bajó hasta los 1.058 millones, un 1,1% menos, y Telefónica redujo su volumen de negocio un 0,9%, hasta los 3.050 millones.

MásMóvil y Euskaltel sumaron 701 millones de ingresos en el trimestre, a solo 350 y casi 500 millones de euros de Vodafone y Orange, respectivamente. Y eso sin ejecutar ningún plan de crecimiento conjunto ni poner en marcha las sinergias entre los dos grupos.

Cuota de mercado

Por otro lado, los datos de la CNMC al cierre de 2020 indican que en ingresos minoristas MásMóvil y Euskaltel sumarán un 11,2% del mercado, frente al 16,7% de Vodafone, al 15,9% de Orange y al 40,6% de Telefónica. Es decir, solo cinco puntos de diferencia de sus principales competidores.

En cuanto a clientes, en el mercado de líneas de banda ancha las dos operadoras suman un 16,1% del mercado, mientras que Vodafone llega al 20,2% y Orange al 24,5%. Telefónica se dispara en este apartado con un 37,1%.

Finalmente, en el mercado de líneas móviles, MásMóvil y Euskaltel suman poco más del 19% del mercado por el 22% de Vodafone, el 23,3% de Orange y el 29,4% de Telefónica. Aquí las distancias son mucho más pequeñas entre las operadoras.

A partir de estos datos, la compañía fusionada deberá poner en marcha un nuevo plan de negocio centrado en ganar cuota en los mercados de las grandes ciudades del centro y sur de España y apostando por los despliegues de fibra y por el 5G.

De hecho, una de las primeras medidas que tomará la nueva empresa fusionada será probablemente participar en la subasta de 5G en el espectro de 700 MHz prevista para el 21 de julio. Hasta ahora, era una de las grandes incógnitas que se ha podido despejar porque la operadora esperaba la autorización de su fusión y así poder presentarse con mayor fuerza a la puja.

Plan de crecimiento

Otro de los puntos claves de esta estrategia será el uso de Virgin como palanca de crecimiento. Virgin (Euskaltel) es la marca que más clientes gana en el último semestre y con un ARPU muy superior al de la competencia.

Esto puede hacer que MásMóvil utilice esta marca para aumentar cuota en clientes de alto valor, un segmento que hasta ahora cubría con Yoigo, pero sin una oferta de televisión completamente integrada en sus paquetes convergentes.

Este posicionamiento puede ser definitivo en el nuevo rumbo de MásMóvil, haciendo mayores esfuerzos por competir en el segmento de paquetes convergentes triples (hasta ahora solo apuesta por fibra y móvil).

Un tercer elemento a tomar en cuenta es que la nueva compañía ya esta líder en la zona norte de la mano de Euskaltel a través de sus marcas: R en Galicia, Euskaltel en País Vasco y Telecable en Asturias.

Esto les permitirá focalizar sus esfuerzos en la zona centro y sur donde pueden atacar directamente el segundo lugar de Orange y el tercero de Vodafone. Un camino a medio plazo que puede revolucionar el actual mercado.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información