Markus Krebber, CEO de la eléctrica alemana RWE

Markus Krebber, CEO de la eléctrica alemana RWE RWE

Energía

La eléctrica alemana RWE anuncia inversiones de unos 55.000 millones en tecnologías verdes entre 2024 y 2030

Se acelerará la expansión: la capacidad crecerá a más de 65 GW en 2030

29 noviembre, 2023 10:47

Con su programa de inversión y crecimiento “Growing Green”, lanzado hace dos años, el gigante energético alemán RWE ya ha invertido 20.000 millones de euros netos desde 2021. Pero en los próximos años, hasta 2030, quiere invertir 55.000 millones de euros en todo el mundo en proyectos de energía renovable, baterías, generación flexible e hidrógeno.

Markus Krebber, director ejecutivo de RWE AG, ha señalado en la presentación del plan que "gracias a nuestro importante margen financiero, nuestra atractiva cartera de proyectos y nuestra amplia experiencia, estamos en una excelente posición para continuar acelerando nuestra transformación. incluso en el desafiante entorno actual".

"Estamos creciendo de manera ecológica y aumentando nuestras ganancias mientras descarbonizamos nuestra cartera aún más rápido, en línea con el camino de 1,5ºC y nuestro objetivo de convertirnos en cero emisiones netas para 2040".

[La alemana RWE y la noruega Equinor forman una alianza estratégica para impulsar la economía del hidrógeno]

La amplia cartera de proyectos permite la selección de inversiones con el perfil riesgo-rentabilidad más atractivo

Entre 2024 y 2030, RWE ampliará su cartera renovable a más de 65 gigavatios (GW). Desde 2021, la empresa ha aumentado su capacidad en 9 GW hasta 35 GW (a 30 de septiembre de 2023). RWE tiene actualmente 100 proyectos por un total de 7,8 GW en construcción en 10 países.

Los objetivos de inversión y crecimiento de la empresa están respaldados por una amplia y profunda cartera de desarrollo en todas las tecnologías y mercados. Se trata de proyectos con una capacidad total de más de 100 GW.

Con el objetivo de añadir más de 30 GW de capacidad neta a su cartera, la amplia cartera de desarrollo de RWE permite a la empresa seleccionar las inversiones con el perfil riesgo-rentabilidad más atractivo. En términos de tecnología, las renovables acaparan el 75% de la inversión prevista, junto a baterías, generación flexible y proyectos de hidrógeno.

Crecimiento rentable

RWE sigue centrando sus inversiones en los países industrializados. En cuanto a las regiones, el foco estratégico seguirán siendo los mercados principales existentes, sobre todo el mercado interno alemán, EEUU y Reino Unido. RWE también quiere seguir creciendo en otros mercados principales europeos y en países seleccionados de APAC: Australia, Japón y Corea.

Más de la mitad de los 55.000 millones de euros que RWE planea invertir netos entre 2024 y 2030 están destinados a Europa. Sólo en Alemania, la empresa planea invertir alrededor de 11.000 millones de euros netos en los próximos siete años.

Esto corresponde a un aumento del 20% en el mercado interno alemán en comparación con los planes de inversión anteriores para toda la década.

En Reino Unido, RWE pretende mantener el ritmo de inversión e invertir alrededor de 8.000 millones de euros netos entre 2024 y 2030.

Además de Europa, Estados Unidos es otro foco de actividades de inversión. En este sentido, RWE ha destinado alrededor de 20.000 millones de euros netos para futuras inversiones hasta el final de la década.

En cuanto a las tecnologías, los fondos de inversión también estarán muy extendidos. RWE tiene intención de invertir el 40% de los 55.000 millones de euros netos previstos en la expansión del negocio solar y eólico terrestre. Se espera que la capacidad instalada en el sector eólico terrestre crezca de 8,6 GW en la actualidad a 14 GW en 2030, y la energía solar se expandirá de 3,9 GW a 16 GW.

Además, el 35% de los fondos de inversión se destinan a proyectos eólicos marinos. Esto aumentará la capacidad eólica marina de RWE de los 3,3 GW actuales a 10 GW en 2030. Este plan de expansión ya se ha asegurado con proyectos específicos, todos los cuales se realizarán según lo previsto. Estos incluyen el proyecto Sofia de 1,4 GW en Reino Unido y el proyecto Thor de 1,1 GW en Dinamarca, ambos en construcción.

Además, RWE está desarrollando varios proyectos offshore, como el Nordseecluster de 1,6 GW frente a la costa alemana, el proyecto holandés OranjeWind de 0,8 GW, el proyecto irlandés Dublin Array de 0,8 GW y la primera fase del Community Offshore estadounidense de 1 GW (participación de RWE).

Hidrógeno verde

Además, el 25% de las inversiones se han destinado a proyectos de baterías, generación flexible e hidrógeno.

Se prevé que la capacidad de las baterías aumente de 0,5 GW a 6 GW de aquí a 2030. También está prevista la construcción de al menos 3 GW de centrales eléctricas alimentadas con gas preparadas para hidrógeno y 2 GW de capacidad de electrolizadores.

Las altas inversiones dan como resultado un fuerte crecimiento de las ganancias y mayores dividendos.

El programa de inversión Growing Green dará como resultado un aumento anual promedio en el EBITDA ajustado del 14% en esta década; Se espera que el EBITDA ajustado ascienda a más de 9 mil millones de euros en 2030. Los ingresos netos ajustados en esta década crecerán una media del 12 % anual, hasta los 3 mil millones de euros en 2030.

El fuerte crecimiento de los beneficios también refleja la nueva política de dividendos de RWE hasta 2030, que tiene como objetivo un aumento anual del dividendo del 5% al 10%. El objetivo de dividendo para el ejercicio 2024 es de 1,10 euros por acción. A principios de año, RWE anunció su intención de pagar un dividendo de 1,00 euros por acción para el año fiscal 2023.