Proyecto de generación de hidrógeno verde.

Proyecto de generación de hidrógeno verde. Invertia

Energía

Cepsa, Repsol, Iberdrola, Endesa, EDP, Enagás, Redexis, Acciona... estalla la loca carrera por el hidrógeno verde

El Valle del Hidrógeno verde de Cataluña, el Andaluz o el Corredor Vasco disparan la fiebre por un vector energético todavía sin desarrollar.

4 diciembre, 2022 01:30

El hidrógeno "verde" producido con energías renovables es una palabra de moda que ya se ha integrado en los planes de inversión de la mayoría de las compañías energéticas españolas.

Y no solo es porque los grandes fondos de inversión están apostando por una tecnología que aún está en pañales, sino también por los planes de descarbonización de la UE y España, que apuntan en esta dirección.

De hecho, Bruselas se ha propuesto liderar un sector que, hasta el momento, solo está sobre el papel. Prevé que en 2024 ya se fabrique hasta un millón de toneladas de este combustible no contaminante.

[El hidrógeno verde, en la 'pole position' del paquete de energía de los fondos europeos]

Y para ello cuenta con los fondos NextGeneration, auténticos impulsores de una industria que está por llegar. En España, el Gobierno anunció esta semana la aprobación provisional de ayudas para impulsar el hidrógeno verde por 250 millones de euros. Se destinarán a un total de 29 proyectos repartidos en nueve comunidades autónomas, que canalizarán una inversión total cercana a los 900 millones de euros.

Entre los agraciados están todas grandes energéticas del país: Repsol, Iberdrola, Cepsa, Endesa, EDP, Enagás... En total, estos 29 proyectos adjudicatarios suman 487 MW, el 12% del objetivo fijado por España a 2030 para impulsar el hidrógeno verde. Y para ello, habrá que instalar electrolizadores por al menos 4 GW.

La clave está en el electrolizador

El llamado hidrógeno "verde", producido con energía renovable, es la gran esperanza del sector, pero son necesarios los electrolizadores. La UE aspira a contar con 40 GW de electrolizadores de hidrógeno verde en tan solo diez años mientras que en España el objetivo es de 4 GW de potencia instalada.

Los electrolizadores son un aparato que permite producir hidrógeno mediante un proceso químico (electrólisis) capaz de separar las moléculas de hidrógeno y oxígeno de las que se compone el agua usando electricidad (en este caso renovable). Pero si se quiere desarrollar esta tecnología a gran escala, además hay que contar con cierto excedente en la producción renovable (que por el momento no se ha producido). 

En nuestro país, por el momento, solo hay operativo un electrolizador de 20 MW (en Puertollano), y proyectos en ciernes que se espera que pronto sean una realidad. En diciembre de 2020, Enagás y Acciona anunciaron que iban a comprar el electrolizador para su proyecto de hidrógeno en Mallorca. El electrolizador es de la marca Hydrogenics (Cummins) y tendrá una capacidad de producción de más de 330 toneladas de hidrógeno verde al año.

Al mismo tiempo, Iberdrola publicaba el acuerdo con la noruega Nel para construir el electrolizador de la planta de hidrógeno verde que ya está funcionando en Puertollano. En concreto, la solución de la compañía Nel, desplegada durante décadas en todo el mundo, está generando hidrógeno en la primera plataforma comercial de 20 MW de potencia instalada.

En 2021, la estadounidense Cummins, fabricante de electrolizadores, entraba por la puerta grande de Europa, de la mano de Iberdrola. Su objetivo era construir una 'gigafactoría' de hidrógeno verde en Guadalajara, para construir electrolizadores que alcancen la capacidad de 1 GW.

[La estadounidense Cummins inicia la construcción de una 'gigafactoría' de hidrógeno verde en Guadalajara]

Otro consorcio liderador por Repsol y formado por Enagás Renovable, Iqoxe y Messer, construirá en 2025 el "mayor electrolizador de España" para abastecer de hidrógeno renovable al Polo Petroquímico de Tarragona. Tendrá una capacidad de 150 MW en su primera fase y la puesta en marcha se prevé para 2025, pero el objetivo es incrementarlo hasta 1 GW.

En septiembre pasado, la francesa Lhyfe anunciaba su desembarco en España para colocarse en el top 5 de producción del hidrógeno verde de Europa. Su apuesta es vender su electrolizador capaz de producir hidrógeno en altamar con electricidad de eólica marina.

También Endesa desarrollará en la comarca gallega de As Pontes, donde está ubicada su última central de carbón abierta, una planta de hidrógeno verde con 100 MW de electrolizador.

Un mes despuésRepsol, Enagás y Engie anunciaron una inversión de 215 millones de euros en la construcción de un electrolizador que inicialmente tendrá 100 MW de capacidad, y que se ubicará en Cartagena. 

Repsol también se ha unido con Sener, y en 2021 anunciaron la construcción de la primera fábrica de electrolizadores de hidrógeno verde de España. La ubicación será en Portugalete (Vizcaya) y supondrá unas inversiones de 120 millones de euros para 2 MW de producción. 

Sin embargo, la apuesta más ambiciosa la acaba de presentar Cepsa. Ha lanzado el mayor proyecto de hidrógeno verde de Europa con inversiones de más de 5.000 millones en Andalucía. Creará el Valle Andaluz del Hidrógeno Verde con dos plantas de hidrógeno verde que suman 2 GW gracias a la producción de 3 GW de renovables.

La última en anunciar sus planes en electrolizadores es EDP. El Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE) ha incluido el proyecto de hidrógeno verde de EDP para Los Barrios (Cádiz) en la primera ronda de ayudas. En concreto, 3,6 millones de euros para desarrollar 5 MW de electrolizadores en dicha central.

Infraestructuras para el hidrógeno

Y no solo hace falta producirlo. También almacenarlo y transportarlo. Las energéticas españolas incluyen planes para participar en este segmento de la cadena de valor. 

[Al 'BarMar' le salen novias: la competencia de Enagás reclama que su construcción salga a concurso]

Por ejemplo, Redexis participa en el proyecto que desarrollará las infraestructuras necesarias para impulsar el Hidrógeno verde en Barcelona. Pero puede presumir de haber construido el primer hidroducto de España en Mallorca, dentro del proyecto GREEN HYSLAND – Deployment of a H2 Ecosystem on the Island of Mallorca.

Nortegas también ofrece su experiencia en construir este tipo de infraestructuras. En mayo pasado anunciaba las obras de su primer hidroducto en España, que conectará en Vizcaya la refinería de Petronor y el Puerto de Bilbao.

Los Valles del Hidrógeno

Y de las grandes empresas a todo el ecosistema que rodea el empuje de una industria que aún está sobre el papel. 

El proyecto del Corredor Vasco del Hidrógeno (BH2C) se ha marcado como objetivo la producción de hasta 20.000 toneladas anuales de hidrógeno verde, y cuenta con 8 instituciones públicas, 12 centros de investigación y organizaciones empresariales y 58 empresas. La inversión prevista es de más de 1.300 millones de euros.

El Vall de L’Hidrogen de Catalunya se impulsa desde la administración regional junto con Enagás y Repsol, pero cuenta con la colaboración de un centenar de actores público-privados.

También está el Valle del Hidrógeno del Ebro, en Aragón, que prevé contar con una infraestructura industrial capaz de producir hasta 400 MW de este combustible verde en 2025.

Hay más, como el Clúster del Hidrógeno de Castilla-La Mancha, no es exactamente un valle sino una agrupación de empresas con la planta de Puertollano de Iberdrola liderándola. También la Plataforma del Valle del Hidrógeno Verde de la Región de Murcia o el valle del hidrógeno renovable del Corredor del Henares (Madrid)

Enagás, EDF, Q-Energy y Madrileña Red de Gas se han asociado para este proyecto, aún en fase de estudio, que incluye tanto la producción como la distribución del hidrógeno. 

En concreto, el proyecto contempla una planta de electrólisis con una capacidad de hasta 60 MW que será alimentada por una planta de energía solar fotovoltaica, ambas de nueva construcción al inicio del proyecto.

Todo está por ver. Las empresas al calor de las ayudas europeas y del apetito de los fondos y entidades financieras en buscar canales rentables y de futuro para sus inversiones también calientan un mercado que está por ver cuál es su desarrollo y sobre  todo, a qué ritmo.