Redes eléctricas.

Redes eléctricas. Invertia

Energía

España envía a Francia el 4% de la energía que necesita y Alemania le proporciona un 12% de su demanda

El parque nuclear francés solo opera al 35% de su capacidad y necesita de las interconexiones con sus países vecinos para el suministro eléctrico.

8 septiembre, 2022 02:25

Puede que Francia se resista a finalizar el tercer gasoducto que conectaría el país con España asegurando que no necesita más gas. Pero lo que sí es seguro es que necesita más electricidad.

Con el 65% de su parque nuclear parado (56 reactores) por mantenimiento, por grietas y corrosión, o porque ha bajado el caudal de los ríos, tiene que comprar electricidad a sus países vecinos, como España y Alemania. Países en donde, además, está más barata.

Los precios del mercado mayorista diario en Francia llevan meses disparados. Primero por la caída de la producción nuclear, que durante años ha cubierto el 70% de la demanda eléctrica del país, y después por la crisis energética provocada por el gas ruso.

[Francia anuncia el cierre de tres nucleares, 3,8 GW, por el calentamiento del agua de los ríos con la ola de calor]

Como colofón, desde el pasado 1 de septiembre, la rusa Gazprom ya no suministra gas a la francesa Engie porque la compañía no ha pagado por el suministro de julio.

El binomio fallos en el parque nuclear y falta de gas ha provocado que se haya llegado a superar hasta los 1.000 euros por megavatio hora (euros/MWh) en el mercado spot francés. Se trata de un precio que supera hasta en 12 veces los del año pasado, cuando rondaban los 85 euros/MWh.

Alemania y España, saldo positivo

Francia siempre se ha posicionado como el mayor exportador de energía de Europa, especialmente a Alemania, y además con menos emisiones de CO2. Y todo porque su electricidad procedía de sus reactores nucleares. Su capacidad renovable está muy lejos de equipararse a la de España.

Sin embargo, se han vuelto las tornas. Algo parecido ha ocurrido con España, especialmente a partir de la entrada en vigor del mecanismo de 'excepción ibérica'. En las interconexiones eléctricas con Francia solía haber un saldo neto negativo, es decir, que se importaba más de lo que se exportaba. Pero ya no.

España ya está en el tercer puesto en exportación neta de electricidad desde hace meses. Es lo que destaca la empresa analista de datos de energía Enappsys Ltd. En el primer puesto está Suecia, con 16 TWh en la primera mitad de 2022, seguida de Alemania, con 15,4 TWh.

La diferencia es que España solo llega a cubrir el 4% de las necesidades de suministro eléctrico francés, mientras que Alemania supera el 12%. ¿La razón? No hay tanta capacidad de interconexión entre Francia y España como la que tienen los otros dos países centroeuropeos.

[España se convierte en el tercer exportador de energía de toda Europa por sus renovables y el tope del gas]

Los dos cables que cruzan Pirineos son capaces de transportar el equivalente a un 2,8% de la potencia eléctrica española, unos 3.000 MW actualmente.

Ahora cobran más sentido las últimas declaraciones de Macron en las que afirmaba que "podemos saltar como las cabras pirenaicas sobre el Midcat pero lo que necesitamos es desarrollar las conexiones eléctricas con España".

Quemar gas para Francia

“Solo la mitad de las centrales nucleares de Francia están en funcionamiento”, ha dicho Patrick Graichen, viceministro de Economía y Energía de Alemania. “Es por eso por lo que nosotros, así como los españoles, exportamos básicamente a Francia. Así es el mercado de la electricidad en Europa”.

“No podemos decir que nuestros ciclos combinados (centrales térmicas de gas para generar electricidad) en Alemania ya no exportarán a Francia, a no ser que queramos paralizar todo el mercado eléctrico europeo”, también ha dicho el responsable del Gobierno alemán, citando la necesidad de la solidaridad europea.

“Así es como está configurado el mercado eléctrico europeo y podría ser igualmente el caso, si miramos hacia el otoño y el invierno, cuando estaríamos agradecidos si otros pudieran ayudarnos”.

"Es positivo que España exporte electricidad a Francia, porque eso significa que la energía en España está más barata", explica a EL ESPAÑOL-Invertia Francisco Valverde, experto en el sector eléctrico y consultor en desarrollo del área de renovables de eficiencia energética del grupo Menta Energía. 

Solidaridad con Francia

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha llegado a decir que están en el "fin de la era de la abundancia", advirtiendo de los tiempos difíciles que se avecinan. 

“Vivimos al final de lo que podría parecer [una era] de abundancia, de flujo de caja sin fin, por lo que ahora debemos enfrentar las consecuencias en términos de finanzas estatales, de una abundancia de productos y tecnología que parecía ser perpetuamente disponible.”

[Macron advierte de un horizonte de pobreza para la UE: "Estamos viviendo el fin de la abundancia"]

El suministro de electricidad de Alemania a los países vecinos es parte de un estudio de "prueba de estrés" que se publicará la próxima semana y que podría determinar si el Gobierno decide alargar la vida útil de las tres centrales nucleares que quedan por cerrar en el país.