Central hidroeléctrica en Noruega.

Central hidroeléctrica en Noruega. Invertia

Energía

Noruega, el país de las grandes centrales hidroeléctricas, dejará de exportar electricidad a Europa por la falta de agua

El país nórdico obtiene casi toda su electricidad de sus grandes recursos hídricos y con los precios más bajos, pero la sequía también ha llegado allí.

10 agosto, 2022 01:19

Noruega podría limitar las exportaciones de energía, una primera prueba que enfrentará la solidaridad entre países europeos este invierno a medida que se profundice la crisis energética, por la falta de gas. La sequía también ha llegado hasta el sur de este país nórdico, provocando una caída de la generación hidroeléctrica sin precedentes.

Se dará prioridad a la recarga de los embalses sobre la producción de energía cuando los niveles caigan por debajo de los promedios estacionales, ha dicho el ministro de Energía, Terje Aasland. El país es uno de los principales exportadores de electricidad de Europa y envía una quinta parte de su producción a sus vecinos, pero los bajos niveles de agua en el sur de Noruega significan que el gobierno dice que debe actuar ahora para evitar la escasez doméstica este invierno.

"En la práctica, esto implicará mecanismos de control que limiten la posibilidad de exportación en caso de bajo nivel de llenado del embalse", ha advertido. El Gobierno trabajará esta semana para establecer el marco para que el mecanismo pueda implementarse lo más rápido posible.

[El tórrido calor hace caer a las renovables: hidro, eólica, fotovoltaica y termosolar dan paso al rey del verano, el gas]

A medida que empeora la crisis energética de Europa, cualquier restricción sería otro golpe para los países del continente que dependen de la energía hidroeléctrica noruega barata para ayudar a mantener las luces encendidas. 

Reino Unido se encuentra entre las naciones más dependientes de las exportaciones noruegas, y cualquier limitación aumentaría los precios ya elevados y podría obligar a National Grid Plc a utilizar su reserva estratégica de generación de carbón, ha señalado la consultora Aurora Energy Research en una nota. 

El ministro de Energía noruego también ha confirmado que se adelantará un mes, a partir del 1 de septiembre, el programa para ayudar a los consumidores y agricultores a cubrir los crecientes costes de energía.

Mercado único

Noruega no es miembro de la Unión Europea, pero es parte del mercado único de energía de Europa y sus reglas establecen que los países no pueden frenar los flujos a los vecinos durante períodos prolongados. Los recortes solo se permitirían si se declara una situación de emergencia. 

Y la asociación de compañías eléctricas del país ha afirmado que cualquier restricción potencial a las exportaciones de electricidad de Noruega debe seguir las reglas del mercado eléctrico de la UE.

“Si hay algo que no necesitamos en un momento difícil es socavar la cooperación y la previsibilidad del comercio y el flujo de energía de los que depende la transición energética europea, o el compromiso de Noruega con esa cooperación y las reglas de intercambio”, ha dicho Toini Lovseth, director ejecutivo de mercados y clientes del grupo industrial EnergiNorge.

Frenar exportaciones de electricidad

Noruega obtiene casi toda su electricidad de sus recursos hídricos. Históricamente, ha sido capaz de exportar un considerable excedente y aún tiene los precios más bajos de Europa. Pero después de una primavera seca, los embalses hidroeléctricos en el área más afectada se ubican en 49,3%, en comparación con una media de 74,9% para el período 2000-19. 

Las energéticas se benefician de la exportación de electricidad, especialmente cuando los precios son tan altos y volátiles como ahora. El mayor productor de energía del país, Statkraft AS, apoya "un sistema de mercado de energía que funcione bien en el que Noruega pueda importar energía en años secos y exportar energía cuando tengamos un excedente de energía".

Guerra Rusia -Ucrania